Dollar
Compra   $ 19
Venta   $ 20
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Lunes 26 de Septiembre del 2022 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
¡El tiempo es un regalo de Dios! ¡El tiempo es un regalo de Dios!
Por Manuel Cabrera-Cuando Dios limitó nuestro tiempo de paso por esta tierra en el libro de El Principio, llamado comúnmente en la Biblia por sus lectores, -entre los cuales yo me cuento- Génesis. Dios puso como límite un término máximo de 120 años al cual, hasta el autor de los cinco primeros libros, Moisés, fijo su término, según explica Josué, uno de los príncipes de Israel, en el final del quinto libro, Deuteronomio al detallar la muerte de Moisés, que su vigor lo tubo hasta el final “...y nunca se le oscurecieron sus ojos”

Medidas Precautorias del IEE Medidas Precautorias del IEE
Por Juan Carlos Loera.- Durante esta semana el Instituto Estatal Electoral, resolvió imponer medidas precautorias para salvaguardar los derechos de la gobernadora, María Eugenia Campos Galvan, ante el riesgo que representaba la interpretación que la presidenta del IEE, Yanko Durán Prieto, hizo de una expresión que utilicé en una entrevista radiofonica, después de escuchar las duras críticas que la gobernadora emitió en un evento público, contra las políticas del Presidente López Obrador.

Detención de Caro Quintero fue precedido de 12 operativos frustrados Detención de Caro Quintero fue precedido de 12 operativos frustrados
Por Joaquín López Dóriga - La detención de Caro Quintero fue precedido de 12 operativos frustrados desde 2013, algunas de ellas obstaculizadas por filtraciones mexicanas de alto nivel. La captura el pasado 15 de julio del capo mexicano Rafael Caro Quintero fue precedida de 12 operaciones fallidas desde 2013, algunas de ellas obstaculizadas por filtraciones mexicanas de alto nivel, apuntó The Washington Post.

Diego Fernández de Cevallos Hacia el 2024: Morena Por Héctor Aguilar Camín  Diego Fernández de Cevallos      Hacia el 2024: Morena         Por Héctor Aguilar Camín
Se extiende la idea de que las elecciones presidenciales de 2024 no serán un día de campo para el gobierno. Está claro que el partido oficial lleva la ventaja. Pero serán unas elecciones competidas, inciertas, cuyo resultado depende de lo que hagan los competidores no de que el electorado haya decidido ya.

Moreira vs. Moreira Por Jorge Zepeda Patterson moreira Moreira vs. Moreira  Por Jorge Zepeda Patterson  moreira
Si el melodrama Kramer vs. Kramer, la conocida película con Dustin Hoffman y Meryl Streep, fue un útil recurso para dejar expuestos los demonios que anidan en los pliegues de la vida familiar, el reciente pleito Moreira vs. Moreira ofrece, además de una interesante tropicalización del tema, un vistazo a las entrañas de un partido en descomposición. El ex presidente del PRI, Humberto Moreira, ha difundido en redes sociales severos comentarios sobre su hermano Rubén, coordinador de este partido en la Cámara de Diputados, y la esposa de éste, Carolina Viggiano, secretaria general del PRI y candidata al estado de Hidalgo en las próximas elecciones.

Bartlett y el pleito por el negocio del carbón Carlos Loret de Mola Bartlett y el pleito por el negocio del carbón  Carlos Loret de Mola
Millones de toneladas de carbón, miles de millones de pesos, una jugosa fuente de recaudación para el Gobierno, una jugosa fuente de financiamiento paralelo para Morena y una disputa en la que aparece en el epicentro una mujer que lleva muchos años en el sector energético, que ha tenido empresas del ramo y que hoy goza de una enorme influencia: Julia Abdala, la “no esposa, no concubina”, sí pareja por dos décadas de Manuel Bartlett, el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), principalísimo comprador de carbón.

El mayor secreto de Alex Saab por Andrés Oppenheimer El mayor secreto de Alex Saab por Andrés Oppenheimer
Cuando Alex Saab, el empresario colombiano y presunto testaferro del dictador venezolano Nicolás Maduro fue extraditado recientemente a Miami, la mayoría de los medios destacaron el hecho de que el prisionero podría revelar importantes datos sobre la corrupción del régimen chavista.

Vienen enroques y cambios en la región sur El Heraldo de Chihuahua Vienen enroques y cambios en la región sur El Heraldo de Chihuahua
DENUNCIA.- El ex alcalde de Parral, Alfredo “Caballo” Lozoya acudió ayer a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado para interponer una denuncia en contra del ex candidato y ex dirigente priista, Fermín Ordóñez, presuntamente por haber cometido el delito de extorsión y amenazas en su contra y según expuso, existen elementos suficientes para que el Ministerio Público inicie una investigación al político.

El revoltijo colombiano Día con día Héctor Aguilar Camín El revoltijo colombiano Día con día Héctor Aguilar Camín
Colombia le dio la espalda este domingo a “los de siempre”: a sus políticos tradicionales. Le dio el 40% de los votos a un candidato de izquierda, Gustavo Petro, que ganó la primera vuelta, y casi el 30% a un político emergente, sin partido, o con un partido inventado por él para estas elecciones, Rodolfo Hernández.

Lo que revelan (algunas) series de televisión Jorge Zepeda Patterson Lo que revelan (algunas) series de televisión Jorge Zepeda Patterson
Al finalizar la tercera temporada de la Cuarta Transformación y a punto de iniciar el año cuatro, convendría hacer un intermedio y revisar otras temporadas igualmente apasionantes, con la ventaja de que cualquiera de ellas puede ser activada o puesta en pausa oprimiendo un botón. Tres series de televisión que vale la pena poner en la lista de pendientes si aún no las has visto.

Mantengamos Nuestra Mirada en Jesús Mantengamos Nuestra Mirada en Jesús
Cuando estás en la compañía de otras personas, a menudo pierdes de vista mi Presencia. Tus temores ante personas que no te agradan te ponen bajo sujeción de ellos, tanto que llegan a ser tu preocupación primaria.







Columna / « ¿Fin de sexenio? René Delgado Sobreaviso»
    Fecha: 11 de Julio del 2021 | Reportero(a) Manuel Cabrera

    Imprimir Enviar a un Amigo

*Abrir la sucesión es cerrar el sexenio en curso. El anuncio supone un epitafio, ese es el anverso y el reverso de esa decisión. ¿Esa es la idea al precipitar el juego sucesorio?
¿Fin de sexenio? René Delgado Sobreaviso
¿Fin de sexenio? René Delgado     Sobreaviso

 
 Qué más da. Si a fin de cuentas los sexenios no duran ya seis años, declarar el término del actual con más de tres años de anticipación no entraña novedad alguna.

 

Si el sexenio de Enrique Peña Nieto concluyó al primer bienio, el de Felipe Calderón ni siquiera empezó y el de Vicente Fox acabó el día de su elección, por qué éste habría de durar seis años. Después de todo, es un récord haberlo hecho durar dos años y medio con impresionantes índices de aceptación, popularidad, desconfianza y frustración, teniendo por escenario una dolorosa crisis sanitaria con un efecto devastador inconmensurable.

 

Como en ocasiones anteriores se podrá argumentar haber hecho lo que se pudo, aun cuando muy poco se haya podido. O, peor aún, se podrá echar mano del socorrido recurso de la clase política de vanagloriarse no por lo sucedido, sino por lo que se evitó que ocurriera. En esa lógica, nada extraño es invitar desde ahora a debatir el futuro y asomarse a él.

 

El futuro que en un país incapaz de superar el pasado y entender el presente, es simple y llanamente preguntarse quién sigue y entrarle al juego de la sucesión. Revivir la ilusión del anhelo sin sustento, aunque después y como tantas otras veces sobrevenga el desencanto bien fundado.

 

¿Fue eso lo que quiso anunciar el presidente López Obrador al abrir el juego sucesorio? ¿Lo hizo sin querer o adrede?

 

 

Sea o no una maniobra distractora, el afán presidencial de colocar la sucesión presidencial como nuevo centro del debate supone firmar un acta de rendición al mismo tiempo.

 

Aun cuando es difícil reconocerlo, la apertura del juego sucesorio –justamente por quien debería de postergarlo lo más posible– despide un tufo de agotamiento o renuncia. En el mejor de los casos, el aroma de quien ansía pasar a administrar acciones y obras emprendidas, pero ya no acometer más, así presuma estar resuelto a modificar el eje de rotación del planeta y enviar tres nuevas iniciativas de reforma constitucional.

 

El reiterado anuncio presidencial –14 de junio y 5 de julio– de la lista de posibles sucesores donde no están todos los que son, ni son todos lo que están, implica varios supuestos: en el reverso de la declaración se escribe el epitafio político de quien lo formula; el banderazo de salida en pos de la candidatura anima una competencia –por no decir, lucha– entre quienes aspiran a ocupar la posición, llevándolos a calcular qué pasos dar o no en su función actual; de por sí desacompasado, el ritmo de la acción de gobierno se frena; el adversario recibe envuelta para regalo una ventaja, colocar en el blanco a los posibles sucesores; y la precipitación del juego reduce inexorablemente el margen de maniobra del mandatario en turno.

 

Ante ese cuadro, es inevitable preguntar: ¿la idea de precipitar la sucesión es anunciar el fin del sexenio?

 

 

Si en ningún momento es recomendable precipitar el juego sucesorio así sea para distraer la atención o para ver cómo se mueven los aspirantes y qué reaccionan, esta vez se hizo en el peor de ellos.

 

Justo cuando la coordinación del Ejecutivo y su fracción parlamentaria reclaman armonía, no recelos; cuando el partido en el poder carece de cohesión, organización y dirección; cuando la cantidad de flancos abiertos exige cerrar algunos, en vez de abrir otros hacia adentro y hacia afuera; cuando la circunstancia recomienda apretar filas, no romperlas; cuando la aceptación de la figura presidencial choca con la calificación del gobierno y anima el malestar por la contradicción; cuando la economía demanda certeza y no incertidumbre, dada su frágil recuperación; cuando los gobiernos estatales recién ganados en las elecciones requieren del apoyo y no de los tirones al interior del gobierno federal; cuando el gobierno y su partido están obligados a entender y corregir los errores cometidos, en vez de justificarse con el fácil argumento de haber sido inocentes víctimas de una guerra sucia; cuando el crimen ha mostrado vivo interés por ganar espacio territorial y administrativo…

 

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, se aceleró el juego sucesorio cuando por un mal cálculo político se apostó a realizar dos ejercicios plebiscitarios que pueden colocar en un apuro al gobierno y a Morena. La absurda consulta de si debe someterse o no al imperio de la justicia a los exmandatarios que hubieren incurrido en violación de derechos o ilegalidades, a partir de una pregunta digna de ingresar al salón del galimatías. Y, luego en marzo, la peligrosa consulta de si debe o no revocarse el mandato presidencial. Si el promotor de ambas ideas –el presidente de la República– no consigue llevar, en el primer caso, treinta y siete millones y medio de participantes a las urnas sufrirá un revés importante y si, en el segundo caso, la votación es cerrada aun siéndole favorable recibirá otro golpe. Después de esos eventos, sólo le restará a Morena prepararse para competir por las seis gubernaturas que estarán en juego el año entrante.

 

¿Qué sentido precipitar la sucesión presidencial?

 

 

Desde el inicio de la gestión presidencial se advirtió cierta confusión entre tesón y terquedad, voluntad y posibilidad, querer y poder, deseo y realidad, ahora inquieta la necedad de seguir una ruta que no conduce al lugar adonde se quiere llegar.

 

Este año se han cometido errores y, en vez de corregirlos, se han profundizado. Se advierte resistencia a rectificar, a reconocer la urgencia de replantear objetivos y ruta. El tiempo apremia y, en cada paso mal dado, se reduce la posibilidad de enmendar… fuera de duda está, sin embargo, que precipitar la sucesión llevará a clausurar por anticipado el sexenio. ¿Es esa la idea? EL FINANCIERO

 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web