Dollar
Compra   $ 18.5
Venta   $ 19.50
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Lunes 20 de Septiembre del 2021 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
Fallece el periodista Manuel Mejido Uno De los Grandes Fallece el periodista Manuel Mejido Uno De los Grandes
Colaborador de OEM desde hace 25 años con su columna Alto Poder, como reportero cubrió acontecimientos como el Golpe de Estado a Salvador Allende

El PRI, ¿nuevo Verde? Por Jorge Zepeda Patterson El PRI, ¿nuevo Verde? Por Jorge Zepeda Patterson
Desde 2015 cada elección se ha convertido para el PRI en una merma, en ocasiones catastrófica. Como el cuento de los perritos, el relato de los últimos años es el de una resta permanente. De las 17 entidades que gobernaba hace apenas un sexenio y las 12 con las que arrancó el periodo de López Obrador, apenas le quedan cuatro.

Se les cae el montaje contra mí Carlos Loret de Mola Se les cae el montaje contra mí Carlos Loret de Mola
Desde hace varios años, López Obrador, los periodistas que se dedican a lavarle la cara y algunos otros personajes de su entorno, han mentido sistemáticamente para culparme de algo que sucedió hace 16 años: el montaje que realizó la autoridad en la detención de Florence Cassez y su novio, Israel Vallarta, acusados de ser secuestradores.

Díaz-Canel según Yoani Sánchez Héctor Aguilar Camín Díaz-Canel según Yoani Sánchez Héctor Aguilar Camín
La de Díaz-Canel a México es la invitación que nunca debió cursarse, dice Yoani Sánchez, la periodista cubana emblema de la resistencia y de la independencia en la isla.

Sus razones tienen la fuerza de quien las ha sostenido con riesgo de su libertad y de su vida. Hago mías sus palabras:

La 4T, de espaldas al pueblo cubano Carlos Marín La 4T, de espaldas al pueblo cubano Carlos Marín
Deplorable: en el año 200 de la consumación de la Independencia, en la ceremonia previa al desfile por el aniversario 211 del inicio de la gesta, al presidente de Cuba no solo se le distinguió como invitado especial, sino se le permitió perorar con absoluta desvergüenza, como si sus gobernados vivieran, al igual que nosotros, en un país emancipado y no sujeto a una tiranía.

Frentes Políticos Excelsior Frentes Políticos Excelsior
1. Orgulloso anfitrión. Justo cuando México celebra el mes patrio, el nombre del país se posiciona internacionalmente con la presencia de representantes de los Estados latinoamericanos y del Caribe. Este sábado será sede de la sexta reunión de la Celac, en Palacio Nacional, donde los recibirá el presidente Andrés Manuel López Obrador. Los temas en la agenda son un abanico de necesidades regionales y la presencia de invitados es nutrida. El canciller Marcelo Ebrard ha hecho guiños diplomáticos a diversos organismos como la Cepal, de Alicia Bárcena, y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo de la UE. Sumar aliados es lo más oportuno. A todos conviene, y México les abre las puertas de su casa. Bienvenidas sean las ideas.

Los gritos a López-Gatell por Raymundo Riva Palacio
El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, está claramente luchando por su vida dentro de la administración federal. En menos de 24 horas buscó a dos reporteras que conoce por su cobertura de la pandemia del coronavirus para recortar sus pérdidas, quizá con el propósito de evitar su salida del gobierno.

La Misión de Cristo | Mateo 20:28 La Misión de Cristo | Mateo 20:28
Jesús Hubiera podido tener abundancia de servidores, si los hubiera deseado. Todos los ángeles del cielo y todas las leyes y recursos de la Naturaleza estaban a su disposición, pero no vino para ser servido como rey






Universidad y Cultura / « Dos viejos de la plaza Catedral »
    Fecha: 18 de Abril del 2021 | Reportero(a) Manuel Cabrera

    Imprimir Enviar a un Amigo

*... la edad dorada: Por Jesús Chávez Marín
Dos viejos de la plaza Catedral
Dos viejos de la plaza Catedral

 
Todos los días a las seis de la mañana se levanta Avelino y recoge de la cochera el periódico. Se rasura con cuidado y se baña, desde la noche anterior acostumbra preparar su ropa recién planchada y las botas del día, perfectamente boleadas. Se viste y sale a la calle rumbo a la plaza que está en el centro de la ciudad. Dos o tres bancas de ese parque son sus favoritas y las alterna según el ciclo del sol; a esa hora el lugar está casi vacío y él disfruta una íntima alegría al tener todo el espacio disponible. Se sienta en una banca, saca de su bolsa el periódico y empieza a leerlo con calma.

 

A las ocho de la mañana regresa para llegar puntual al desayuno que generosamente le ofrece su hija, la dueña de la casa. Para esa hora ya se ha ido su yerno, quien suele tratarlo con una silenciosa amistad, un poco fría pero siempre educada. Avelino se considera afortunado de que este hombre sea generoso; tres años antes, cuando un fatal accidente arrebató de la vida a su esposa Isabel, su única hija lo invitó a vivir con ellos, en acuerdo con el marido, por supuesto. Vendió la casa grande y les entregó la mitad del dinero, la otra la invirtió en adaptar la vivienda para tener un espacio independiente para él.

 

Cuando regresa del desayuno ya dieron las diez de la mañana; para entonces ya habrá llegado su amigo Ismael, con quien se reúne a platicar la mayoría de las veces.

 Ismael lleva con buen ánimo la vida que le tocó. Cinco años antes, su hijo mayor lo convenció de que invirtiera sus dos casas en un negocio que los iba a hacer millonarios; riesgos no habría ninguno, le aseguraba el muchacho que por cierto ya no era tan joven, tenía 42 años. Ismael vendió las casas y hasta agregó unos ahorritos que guardaba en el banco; le dio todo el dinero al hombre, más por el cariño que por la confianza, pues aunque Ismael había sido en todos sus asuntos un hombre sensato, cuando se trataba de cualquiera de sus dos hijos renunciaba a la lógica; estaba seguro de que ninguno de los dos sería capaz de perjudicarlo.

 

El hijo era un hombre honesto y tal vez en todo momento obró de buena fe; pero para el caso es lo mismo: en menos de seis meses el mentado negocio ya había quebrado. No quedó dinero ni para las últimas liquidaciones. El hijo tuvo que regresar al infierno chiquito de buscar empleo meses y meses; a su papá ni cómo ayudarle. No te preocupes, hijo, como quiera me las iré arreglando.

 

Pero no es lo mismo decirlo que conseguirlo. Ismael se había ido a vivir en la casa de una hermana suya que tenía un departamento desocupado; ella era buena gente y dejaba que se le acumularan meses y meses de renta, ya casi se había olvidado de cobrarle, pero lo cierto es que ella necesitaba los centavos, pues eran parte de su pensión. Para comer, Ismael enfrentaba un problema diario; su hijo menor de vez en cuando le ayudaba, le dejaba un dinerito o lo invitaba a su casa, muy a lo retirado. Vivía en la otra orilla de la ciudad y era difícil llegar. El caso es que el viejo a veces no tenía ni un centavo, pero era estoico y reservado, nadie supo jamás de sus penurias. A veces los vecinos le encargaban mandados o lo ocupaban en algunas tareas, pero eran pocas las que podía realizar a sus 89 años. A los 90 una severa anemia acabó con él. Literalmente murió de hambre.

 

Estas dos historias son un buen ejemplo de cómo es la vida de algunos viejos en nuestras ciudades mexicanas del siglo 21.

 

Jesús Chávez Marín

 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web