Dollar
Compra   $ 19.20
Venta   $ 19.80
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Martes 11 de Diciembre del 2018 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
El sueldazo del presidente Juárez CARLOS MARÍN El sueldazo del presidente Juárez CARLOS MARÍN
Al reprochar que la Suprema Corte suspendiera la nueva Ley Federal de Remuneraciones, Andrés Manuel López Obrador volvió a atribuir a los ministros ganar más del doble de lo que perciben: "Si ellos resuelven que van a seguir recibiendo sueldos exagerados

Y Morena se convirtió en el Verde CARLOS PUIG Y Morena se convirtió en el Verde CARLOS PUIG
Hace unos años el Partido Verde, sí, ese, hizo una intensa campaña electoral para dar pena de muerte a los secuestradores.
Era, por supuesto, un absurdo. Pero algún efecto electoral tuvo.

Frentes Políticos I. Lo que haga falta. Frentes Políticos I.  Lo que haga falta.
Hay que aprovechar que los gobernadores están interesados en el proyecto de crear nuevas refinerías en el país. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, arrancó su plan para rescatar a la industria petrolera mexicana

Norte digital Inventaron policías captura de los asesinos de Hiram Norte digital  Inventaron policías captura de los asesinos de Hiram
Cinco hombres de oficio albañil fueron detenidos por agentes de la Policía Municipal como supuestos asesinos del exdiputado panista y regidor Hiram Contreras, asesinado el pasado viernes

Ráfagas PAN: tiempos de opositor Ráfagas PAN: tiempos de opositor
PANISMO.- Varios mensajes se arrojaron ayer durante la toma de posesión de Rocío Reza Gallegos como dirigente del Comité Directivo Estatal del PAN, evento al que se dieron cita cientos de panistas y personalidades encabezadas por el primer panista Javier Corral Jurado

Pepe Grillo Fuego a discreción Pepe Grillo Fuego a discreción
El presidente de la República, el líder de los diputados, la dirigente nacional son los primeros que han puesto a los magistrados como lazo de cochino por su decisión sobre Puebla. Vendrán más.

El Diario Ni siendo de casa los conmueve su asesinato El Diario Ni siendo de casa los conmueve su asesinato
En el asesinato de Hiram Apolo Contreras Herrera solo hay dos certezas: los casi 20 balazos de calibres 9 y .45 mm segaron su vida y la ausencia hasta hoy de algún detenido por el crimen.

Un rinconcito hoy de Cristo para ti: La vida en escenas Un rinconcito hoy de Cristo para ti: La vida en escenas
Si cada uno de nosotros nos pusiéramos a recordar todo lo que nuestra vida ha sido desde el día que nacimos hasta este día, podríamos recodar escenas de todo tipo, desde aquellas sin Dios en donde nos encontrábamos perdidos y sin esperanzas








Universidad y Cultura / « El Siete Leguas Por Jesús Chávez Marín»
    Fecha: 09 de Octubre del 2018 | Reportero(a) Manuel Cabrera

    Imprimir Enviar a un Amigo

El Siete Leguas Por Jesús Chávez Marín
 
Me pidió Mariana que la llevara con la costurera donde le estaban haciendo su vestido para la boda de su sobrino, o de su sobrina, no le puse mucha atención, y resulta que era en el barrio donde viví hasta la adolescencia; cuando terminó, ya que le midieron todo y terminó su asunto le dije: oyes, vamos a tomarnos una cerveza en el Siete Leguas, que queda por aquí cerca. Ella aceptó de inmediato porque siempre acepta de inmediato cuando se trata de tomar o comer cosas, ni siquiera preguntó qué era el Siete Leguas.

Es la típica cantina de barrio donde se reúnen los del rumbo a tomar tremendas botellas de cerveza hasta caer a un lado de la mesa mientras algunos juegan billar, otros ponen canciones de Cornelio Reyna y de Javier Solís en la rockola, de esas antiguas que parecen máquinas del espacio. Allí tomé mis primeras cervezas con mi tío Filomeno, con mis primos más grandes Nan y Chunny, allí me pelié por primera vez a trancazos ya en modo profesional, o sea no los típicos tiros en la escuela a la salida, cuando un rufián quiso pasarse de listo diciéndome ay qué niño tan güerito, ¿no serás mariquita? En aquellos tiempos lejanos todavía se usaban esas palabrejas.

Cuando llegamos, típico, tres de los parroquianos eran mis conocidos y uno de ellos mi primo; me saludaban como a una celebridad porque hace poco había salido mi foto en el periódico presentando un libro. Qué milagro, Chuy, no te miraba desde 1995, no te haces nada, tómate unas con nosotros. Bueno pues, miren, les presento a Mariana. Mucho gusto, señorita, ¿y qué anda haciendo con este fulano tan loco. No te creas, primo, es guasa. Dígame cuáles canciones le gustan para ponérselas en la rockola. Ay, qué amables son tus amigos. Bueno, a ver si tienen algo de Andrea Bocelli. ¿Y esa quien es?, no me acuerdo de ella pero déjeme buscar a ver si hay algo. Antes que Mariana pudiera explicarle, se lanzó a la otra orilla de la cantina con un montón de monedas de cinco pesos para echarle a la rockola, programó lo que le dio la gana y volvió a la plática.

A la tercera cerveza ya queríamos irnos pero uno de los de otra mesa sacó a bailar a Mariana y ella tiene por costumbre siempre salir, para no humillar con un “no muchas gracias en otra tanda” a nadie, así que al cuando menos pensamos ya andaba en la pista, que ni era pista sino un espacio entre la mesa de billar y la barra, entre otras dos parejas a ritmo de La Sonora Santanera.

Mis amigos me pusieron al día en las cosas del barrio donde viví 20 años, los típicos chismes: A Beto por fin lo corrieron del ferrocarril porque de plano ya no le aguantaron que manejara pistiando la máquina hasta Los Mochis y de regreso; Oralia enviudó y anda de novia con un chilango que se vino a trabajar en Leche La Vaquita, a Margarito, el dueño anterior de la cantina, lo metieron preso porque mató de un balazos a un sujeto que andaba pretendiendo a su mujer, y así, las típicas historias de barrio.

Bueno, pues muchas gracias, señorita, baila usted divino, le dijo el sujeto a Mariana mientras cortésmente la devolvía a su mesa después de haber bailado tres canciones. Ella muy dama le dio un buen trago a su caguama y me dijo en voz baja: Oyes, me andaba agarrando las nalgas y me invitó a salir. No te fijes, mi reina, así es aquí. A la casa que fueres haz lo que vieres, pero no se te ocurra salir con ese rufián. Ay, cómo eres. Claro que ni loca saldría con él, le falta mucha clase. A mi primo y a mis tres vecinos les cayó a todo dar Mariana, en cuanto veían que su caguama estaba a la mitad, le traían otra. Le decían piropos según esto muy respetuosos, qué bonitas bubis, ese collar le queda precioso, qué a todo dar es usted, oiga, tiene mucha suerte el Chuy de andar con una ñorsa tan distinguida.

No nos querían dejar ir, espérense, a dónde van tan pronto, al cabos que ya mero cierran, ándenle tómense la última y nos vamos a seguirla. No, es que tenemos otro pendiente, primo, otro día volvemos con más tiempo. N’hombre, Chuy, luego de tantos años sin verte esto hay que celebrarlo, la vida es corta y la fiesta sigue, no te agüites. En eso estábamos cuando se acercó el galán de la mesa de enseguida. ¿Cómo que ya se va, mi reina, la noche es joven, la invito a bailar unas que puse en la rockola escogiditas para usted. ¿Cómo que mi reina, Remigio? Más respeto aquí para Chuy y damita que lo acompaña, estamos en familia, dijo mi primo en tono de bronca. A ti no te estoy hablando, le estoy diciendo a ella, no te metas, respondió el sujeto con un vozarrón. Para esto se acercaron a rodearlo los tres cuates de su mesa, que no le iban a servir de mucho porque dos de ellos se tambaleaban de borrachos con la mirada perdida.

Mi primo le colocó un puñetazo al galán pero no logró el nocaut, así que el otro se devolvió y le dio un patadón en una pierna mientras otro de nuestros amigos lo cubría contra los otros tres que se dejaron venir directo al pleito, mi primo tomó una silla menonita de alambrón y por fin logró descontar a primer atacante, ya para entonces el pleito era campal y vi de reojo que la cantinera estaba llamando a su celular. Mariana estaba muy azorada con todo el movimiento, me acerqué a ella y le dije: Vámonos porque no tarda la policía. Bueno, pero ¿sin despedirnos de tus amigos? La tomé de la mano y salimos corriendo hasta su carro y salimos a perdernos. Cuando íbamos a dos calles de distancia vimos que venían a mecha cuatro patrullas rumbo a la cantina.
The end.

Jesús Chávez Marín



 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 

marco a valdiviezo dijo...

Chuy, pudiste haberle puesto nombres, ahihabia mucho material,,pepe yañes, fiero viejo corona, el curvas, chilo herrera, beto rojo, el lobo, y varios mas,,en fin muy buen relato.

Fecha: 2018-10-09 16:41:11


 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web