Dollar
Compra   $ 19
Venta   $ 19.20
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Martes 20 de Noviembre del 2018 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
¿Adiós al federalismo? HÉCTOR AGUILAR CAMÍN ¿Adiós al federalismo? HÉCTOR AGUILAR CAMÍN
Me he prometido no hacer profecías respecto de lo que será la llamada cuarta transformación, mucho menos sobre sus logros o fracasos. Sin embargo, las propuestas formales del gobierno electo, en parte ya leyes aprobadas, anuncian con cierta claridad su diseño estratégico.

Guardia Nacional y rectificación CARLOS MARÍN Guardia Nacional y rectificación CARLOS MARÍN
La desconfianza generalizada en las policías, sobre todo municipales y muchas estatales, se debe a la penetración del crimen en sus estructuras que, como ilustra de sobra el caso Iguala-Cocula-Ayotzinapa, termina cooptando corporaciones completas.

Ayotzinapa, la PGR y la inutilidad CARLOS PUIG Ayotzinapa, la PGR y la inutilidad CARLOS PUIG
Como informaron ayer mis compañeros Abraham Reza y Vanessa Job, han quedado libres cuatro personajes clave en el caso de la Procuraduría General de la República sobre el caso de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Frentes Políticos I. Guiño. Frentes Políticos I. Guiño.
Tomó por sorpresa el tuit que lanzó Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores, sobre las negociaciones con la NFL para que regrese a México el próximo año, después de cancelar un juego en el Estadio Azteca.

El Diario Para sanar el luto se fue al fut El Diario  Para sanar el luto se fue al fut
En un extrañísimo por inusual mea culpa, el gobernador Javier Corral se dijo profundamente consternado por el asesinato en Urique del estadounidense Patrick Braxton Andrew.

Pepe Grillo Slim, también Pepe Grillo  Slim, también

El otro día, los dueños de las televisoras más importantes aceptaron ser parte de un consejo asesor con derecho de picaporte en Palacio Nacional.

Ráfagas Estado pretende gravar a Uber Ráfagas  Estado pretende gravar a Uber
TRANSPORTE.- Una propuesta para una nueva Ley de Transporte del Estado, cocinada en la oficina del director general de Gobierno, Joel Gallegos Legarreta, busca no sólo regular

Un rinconcito hoy de Cristo para ti: Promesas a Dios Un rinconcito hoy de Cristo para ti: Promesas a Dios
La mayoría de nosotros tenemos la mala costumbre de prometer a Dios cosas que sabemos muy bien que no podemos cumplir, y es que pareciera que con nuestras promesas lo que buscamos es impresionar a Dios como para que Él vea que ahora si le cumpliremos.








Universidad y Cultura / « Cerrado por remodelación Por Jesús Chávez Marín»
    Fecha: 21 de Agosto del 2018 | Reportero(a) Manuel Cabrera

    Imprimir Enviar a un Amigo

Cerrado por remodelación Por Jesús Chávez Marín
Cerrado por remodelación  Por Jesús Chávez Marín

 
El Gordo Durán, acaudalado empresario del Norte (bueno, ya, a punto de serlo ¿captas?) se sentía agorzomado porque sus jefes, luego de haberle pagado la licenciatura de finanzas en el Tec, que les salió carísima, le exigían resultados, que se pusiera las pilas.

Tal vez ellos tenían algo de razón, pensaba El Gordo. De hecho. A mis cuarenta años ya es hora de que les demuestre que puedo aprovechar las áreas de oportunidad que en cada borrachera se me ocurren. O visualizo, ¿ves?

Como la muchacha de la casa cocina a toda madre, tiene El Sasón de los dioses, pensaba Durán cuando se ponía esotérico, se le ocurrió en un pasón, completita, una idea empresarial. Genial, maestro, o sea.

―Oyes, Jennifer. Quiero proponerte algo, m´hija. Como cuates.
―Ay, gordo. Ya me tienes mareada con tanta idea que se te ocurre. En la cruda ya ni te acuerdas de nada, mi rey. Vuelves a tratarme como la gata. Bueno, pues eso es lo que soy, y ya.
―Noo, mira. En tres meses vas a salir de pobre. Y yo les demostraré a mis jefes qué clase de hijo tienen. Chingón. Ya verás.
 
En un viejo salón de fiestas infantiles que su madre abandonó cinco años antes, por escasa rentabilidad, puso un restaurante de comida mexicana muy amplio y espacioso. Primero lo mandó limpiar al cien, luego puso allí un montón de muebles que coleccionó bien antiguos, de toda la familia. Le pidió a los tíos, a los abuelos paternos, a la abuela materna, que se los donaran para su empresa. Allí lucirían más que abandonados en bodegas o en los cuartos del patio de 15 casas.
El pivote de su originalísmo restaurante sería, pues quien creen: Jennifer, su genio de chef intuitiva y autodidacta, heredado de su santa madre. Y bien bara, maestro. Le ofrecí el doble de lo que le pagaba mi mami, y se vino encantada, comentaba El Gordo muerto de risa a sus friends.

Pero eso fue el pasado inmediato. Ahora El Gordo Durán ya no anda tan contento: ayer tuvo que cerrar, por conflictos obrero patronales. Al principio el negocio fue viento en popa: en dos por tres, y con el montón de relaciones que tiene El Gordo por ser de familias bien, se llenó de parroquianos que saboreaban encantados el menudo, que La Muchacha preparaba como si fuera maná de Diosito Santo, la neta, genial; la avena, la más deliciosa que existe, no te miento. Y sin recetas secretas ni mamadas de esas, con purita inteligencia de mi prieta linda, lo que sea de cada quién.

Pero la muy cabrona se fue dando cuenta de que los clientes no iban por las mugres antigüedades, la verdad tan bonitas, que amueblan el restaurante; comedores Luis 15, chifonieres de Francia y toda la cosa. Sino por su comida.

―Gordo: me dijiste que en tres meses iba a ser rica. Ya van dos y no veo claro.
―¿Cómo no, mi reina? Te pago el doble de lo que te daba mi jefa.
―Pos sí, pero trabajo el triple.

Pero el tarado del gordo no supo ver focos rojos en los resonguidos de su novia. No cómo crees: ¿de tu amante? De su ex empleada doméstica, es todo. Pero, oyes, tampoco. Qué se cree. El genio de los negocios soy yo, mi rey, no la pinche cocinera.

Ahora ya no se la anda acabando. El mero 24 de diciembre cuando llegó muy orondo a las once a su restaurante, encontró cerrado. Vieja irresponsable, pensó, acostumbrado a que Jennifer abría muy puntual a las 6 de la mañana y se ponía a cocinar muy a gusto, con todas las comodidades, hasta con wi fi; empezaba a llegar la gente y ella muy contenta de servirles y de ganar un dineral, el doble que antes y eso nomás para empezar, después ya veremos, cuando el negocio empiece a producir en serio, tal como lo tengo fríamente calculado, pero no. Cerrado.

Y para acabarla de amolar (gulp, se me está pegando el lenguaje de esta pioja resucitada) una demanda mega que para qué te cuento. Pero eso es lo de menos, todo fuera. El jefe de Conciliación fue compañero de la secundaria en la Esfer, nos arreglamos y ya. Lo que me preocupa es cómo voy a abrir mañana. ¿Dónde conseguiré quién haga la comida? Bueno, ya veré. Tampoco creo que sea para tanto, métele un poco de programación neurolingüística y pensamiento positivo. Es todo.




Jesús Chávez Marín





 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web