Dollar
Compra   $ 18.00
Venta   $ 18.5
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Domingo 23 de Septiembre del 2018 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
Manú Dornbierer ¿No entienden que ya se acabó? Manú Dornbierer ¿No entienden que ya se acabó?
En recuerdo de mi hermano Jacques que nació un día como este de 1935 y murió hace quince años con gran valentía el 16 de agosto de 2003 de un cáncer irremediable. “Es indudable que las impresiones de la niñez resisten al tiempo, a los dolores y a la convulsiones de la vida”, bien dijo Ignacio M Altamirano.

Amlo, ¡cállate, chachalaca! Aurelio Ramos Méndez  Amlo, ¡cállate, chachalaca! Aurelio Ramos Méndez
Menos política y más administración, preconizaba el porfiriato. Guardada la distancia histórica, las circunstancias y los personajes, el Presidente Electo debería hacer suyo este aforismo y cesar su sobreexposición pública, física y declarativa.

Trascendió Andrés Manuel López Obrador regañó a los organizadores de acto público Trascendió Andrés Manuel López Obrador regañó a los organizadores de acto público
Que Andrés Manuel López Obrador regañó a los organizadores del acto público en San Luis Río Colorado, Sonora, porque colocaron una lona para cubrir el templete, mientras que los asistentes al Bosque de la Ciudad estuvieron a pleno rayo del sol y aguantando los más de 34 grados centígrados.


Frentes Políticos I. Obtuso, adjetivo. Frentes Políticos I. Obtuso, adjetivo.
I. Obtuso, adjetivo. Que comprende las cosas con lentitud o dificultad. Arne Aus den Ruthen, en su papel de porro cibernético, comenzó a meter ruido donde no debía. Después de que Jesús Ernesto López Gutiérrez, hijo menor de Andrés Manuel López Obrador, se lesionó, el exdelegado lo tomó como pretexto para lanzar dardos de veneno.

Pepe Grillo Los sillazos digitales Pepe Grillo Los sillazos digitales
El árbitro se tomó su tiempo, pero después de revisar jugadas y jugarretas, resolvió anular la elección para alcalde de Coyoacán.

El Diario Preparan despidos masivos en Gobierno El Diario Preparan despidos masivos en Gobierno
Es definitivo que Javier Corral no puede con el paquete. Escogió una talla que arrastra hasta el suelo llamada gubernatura. Ahora colocará en la piedra de los sacrificios al 20 por ciento del personal de la administración estatal. Los despedirá.

Norte Digital Entregan nueva solicitud para extraditar a César Duarte Norte Digital Entregan nueva solicitud para extraditar a César Duarte
Actualmente Duarte se encuentra en la ciudad de El Paso Texas y es uno de los pendientes de la actual administración Federal con la justicia

Ráfagas --Promociones irregulares en el IMSS Ráfagas --Promociones irregulares en el IMSS
INFLUENCIAS.- En la Delegación Estatal del Instituto Mexicano del Seguro Social se desataron las denuncias sobre las irregularidades existentes, en especial desde el lamentable e irresuelto caso del enfermero acusado de varios homicidios, Jorge Ceballos Almengor, que generó una andanada de sospechas sobre la forma en que se maneja el organismo público, que más bien parece una empresa privada.

Un rinconcito hoy de Cristo para ti: ¡No te asustes, solo confía en Él! Un rinconcito hoy de Cristo para ti: ¡No te asustes, solo confía en Él!
Navegando en medio de océano de la vida y enfrentando toda clase de tormenta que por medio de sus olas tratan de hundirnos, nos podemos encontrarnos con temor, temor a hundirnos, temor a morir en medio de ese mar, ese clásico temor que por naturaleza se apodera de nuestras vidas en los momentos más difíciles.







Red Privada / « “¡Que esta reunión no salga en la prensa… por favor!” Rafael Navarro Barrón »
    Fecha: 25 de Junio del 2018 | Reportero(a) Manuel J. Garcia

    Imprimir Enviar a un Amigo

“¡Que esta reunión no salga en la prensa… por favor!” Rafael Navarro Barrón
“¡Que esta reunión no salga en la prensa… por favor!” Rafael Navarro Barrón

 

 

El rostro de la abogada Astrid González era de indignación. Frente a ella, los gánster castrados en el gobierno de César Duarte, hacían gala de lo que saben hacer muy bien: arrebatar, agandallar, asaltar…robar en el más absoluto de los descaros.

Jorge Contreras Fornelli, el ‘hombre fraude’, exigía, golpeando la mesa, mesura a la coordinadora de la Mesa de Seguridad. Eufórico, en ocasiones, a gritos, pedía a la coordinadora elecciones ¡ya! “Hoy, este día va a haber cambios en la Mesa de Seguridad”, advertía el cínico empresario.

La encomienda era la sustitución inmediata de la activista social y, si era posible, salvar al vice coordinador, Enrique Martínez en un intento por agradar a Mario Dena, instrumentador de la mascarada, que intentaba, a su vez, congraciarse con el gobernador Javier Corral.

Clavando la mirada en la abogada Astrid González, el ‘hombre escándalo’ alzo la voz: “¡¿Qué no entiendes que nadie te quiere aquí!?”. Estaba fuera de sí. Su puño se estrelló una vez más contra la mesa. El actual presidente de Ficosec, organismo que opera con recursos públicos y que ha repartido los fondos estatales a sus amigos, socios y cómplices, llegó a la junta apoyado por un grupo de empresarios ‘pragmáticos’ que fueron convocados por el subsecretario de gobierno para garantizar el mayoriteo.

Y entre los gritos desaforados del empresario, socio de Jorge González Nicolás, permeó un exhorto que alcanzó a sacar sonrisas: “Y que la prensa no se entere de esto”. No cabe duda, los gandallas son ingenuos. Aquí está la crónica:

 

 

Los convocados por el gobierno estatal para el albazo en la Mesa de Seguridad representan esa perniciosa casta empresarial que práctica cada sexenio su propia versión del ‘Kama Sutra político’, que han engrosado sus rodillas por los excesivos actos de genuflexión a los que se han acostumbrado; son expertos en el vergonzoso ósculo en la parte dorsal de la mano a la que rinden culto sin importar el color del partido político.

Ahora, en estos nuevos tiempos, no saben cómo agradar al nuevo tlatoani de palacio que está molesto con ellos por el silencio contra Duarte y los negocios que realizaron de la mano del tirano.

Ficosec ha sido parte de ese botín público. Es la alcancía de la conciencia oficial, donde el gobernante en turno deposita los recursos del pueblo para que los ‘empresarios’ y sus corifeos le resuelvan el problema de inseguridad y asusten con el ‘petate del muerto’ a la nefasta y corrupta estructura policiaca.

En Ficosec se han depositado recursos cuyo destino es incierto, pues no media un informe financiero que convenza a propios y extraños. El reparto de millones de pesos, que están etiquetados para frenar la violencia en Ciudad Juárez, ha alcanzado niveles de descaro. Nadie informa, nadie da la cara; todos sospechan quiénes son los beneficiarios, pero en la política de la complicidad, todos callan.

Ese organismo, dirigido por empresarios, se ha convertido en otro fraude impune en esta frontera.

 

 

 

El coro de perros famélicos, la tarde de aquel jueves, estaba compuesto por el empresario duartista y expresidente de Canaco, Rogelio González Alcocer. Este junior, atorado en su puberta visión de los negocios, asistió a la reunión privada como consejero de Ficosec.

Y allí estaba, en su reaparición majestuosa, el enigmático Rogelio González, que exigía el “¡hoy, hoy, hoy!”, junto con Contreras Fornelli para que la votación se realizara en ese instante. No había tregua. Urgía la imposición de la abogada y propietaria del Garufas, uno de los tantos restaurantes donde se reúnen la sinérgica oligarquía política-empresarial.

Pegado a su teléfono celular, el mustio de Jorge Dena esperaba la llamada de los enviados a la misión remendadora mientras limpiaba la charola para colocar la cabeza de Astrid González que, minutos después, entregaría metafóricamente al gobernador del Estado que se sentía agraviado por la voz enérgica de la depuesta coordinadora de la Mesa.

El escenario no era el más propicio para una elección. Se había convocado al espurio grupo de empresarios tramposos que se han acomodado en el pecho de los gobernadores para sostener sus negocios y reivindicar sus inversiones.

Mario Dena, el subsecretario de gobierno, el Herodes del relato bíblico que tenía la encomienda de cortar la cabeza a los manejadores de la Mesa de Seguridad espero la llamada que llegó ya entrada la noche.

Todo se ha consumado, dijo entre risas Contreras Fornelli. Como un cobarde, detalló la falta de caballerosidad al ofender la inteligencia y dignidad de una dama como Astrid González.

Dena había realizado las llamadas telefónicas previas al golpe contra los coordinadores de la Mesa de Seguridad. Los consejeros fueron convocados por el mismísimo subsecretario. A unos pedía y a otros exigía, a través de su teléfono, que no faltaran a la reunión programada para el jueves 21 de junio.

Lo dijo uno de ellos, Dena estaba detrás de esta mascarada que hundió la credibilidad ganada por la Mesa de Seguridad; Contreras Fornelli, fue el encargado de jalar el cordón del mini caballo de Troya que utilizaron para el golpe de estado, que terminó de hundir el organismo ciudadano herido por la participación activa del tirano de palacio en el sexenio pasado.

“Sus rostros era como de perros famélicos”, refirió uno de los testigos que acudió como miembro de la Mesa de Seguridad.

Isabel Sánchez, la nueva coordinadora de la Mesa, es empresaria y abogada, la dueña de El Garufa, ex socia del abogado César Ochoa, uno de los candidatos a ocupar el cargo de Fiscal a la llegada de Javier Corral.

La relación entre Sánchez y Ochoa término en medio de una guerra de odio que pinta a la golpista como una abogada bragada que sabe tirar patadas por debajo de la mesa, mientras sostiene una sonrisa afable. La maniobra Dena se interpreta en dos vertientes: una tarea del subsecretario que pinta para la galería de los pusilánimes y quiere brillar artificialmente; o por una orden directa del gobernador del Estado, instrumentada por la todopoderosa Leticia Corral. La intención era callar a Astrid González y unificar a Ficosec con la Mesa de Seguridad.

La abogada Sánchez es consejera de Ficosec y ha laborado para ese organismo en los últimos meses. Está bajo las órdenes del ‘Capo di tutti capi’ (de pacotilla), Jorge Contreras Fornelli. Comparten esa distinción de consejeros el empresario Gabriel Cantú (que se abstuvo de la decisión de deponer a Astrid González), Alejandra de la Vega (la empresaria y funcionaria más cercana a Corral), Jorge Contreras, Rogelio González, Manuel Sotelo (     que llegó tarde y despistado) y David Alamillo (el socio de Enrique Serrano).

Durante un año y medio, Astrid González y el empresario Enrique Martínez, fungieron como coordinadora de la mesa y subcoordinador, respectivamente.

En la elección inicial, junto con Astrid y Martínez, aparecía en el organigrama la profesionista Tania Arcos que llevaba también el cargo de subcoordinadora.

Hábilmente, la licenciada Arcos no asistió a una sola junta de la Mesa de Seguridad bajo el argumento de “estar muy ocupada y viajando constantemente”, cuando la evidencia la ubicaba con frecuencia en el juguetito del empresario David Alamillo en el exitoso restaurante Viva México, cuyo operador principal es el ex candidato a gobernador Enrique Serrano. Y, paradójicamente, el local donde opera el restaurante de moda es propiedad de la familia De la Vega Arizpe.

 

 

 

Dos ternas conformaron la mascarada oficial. Una fue encabezada por Enrique Martínez, que ahora llevaba como subcoordinadora a la abogada Astrid González y al también litigante David Iñarritu; en la otra terna, la gubernamental, iba Guillermo Asain Aguilar, Isabel Sánchez y un socio de Mario Dena de apellido Reyes, quien es dueño de una agencia de seguridad que opera en las maquiladoras.

La votación fue ganada por 7 votos; 5 sufragios a favor del depuesto equipo. Una fuente indicó que el ‘Capo di tutti capi’ preparó cada detalle en coordinación con Mario Dena. Cuidaron cada movimiento. En la mente de Contreras Fornelli se paseaba día y noche la idea de retornar a las mieles del poder.

A la llegada de Javier Corral y Armando Cabada el empresario se autoexilio asediado por su pasado. Corrían en los escritorios de los nuevos gobernantes las historias de los negocios y confabulaciones de Contreras con el gobierno saliente. Su amistad con el ex fiscal Jorge Contreras Nicolás al que le llamaba ‘tocayo’ y de donde fluyeron los recursos, ya no para frenar la delincuencia, sino para frenar las críticas de ese núcleo de empresarios hacia el gobernador Duarte.

A Rogelio González lo emborracharon con las abultadas cuentas en su hotel Los Paseos; armó una relación más que amistosas con el secretario de Trabajo de Duarte, el laborista Fidel Pérez Romero que, literalmente, vivía en Los Paseos.

Fue el gran negocio de González, Los Paseos se convirtió en el hotel del sexenio duartista.

Las relaciones del entonces jefe de la Canaco con el municipio, particularmente con Enrique Serrano se concentraron en el gran negocio llamado Feria Juárez. El alcalde cedía millones de pesos al fondo de los empresarios. Duarte mandaba el mensaje: “agarren lo que quieran, pero dejen de estar chingando el alma”. Así lo hicieron.

Fueron años de vacas gordas, de excesos, de impunidad. El mustio alcalde Serrano ofrecía el botín de palacio a cambio de silencio y de ofertar, entre el empresariado, cargos públicos y candidaturas. Todo era miel sobre hojuelas. La Feria era la pura feria. Recursos a fondo perdidos, nepotismo en el reparto de canonjías y puestos en el máximo evento juarense. Y Rogelio en la antesala de una candidatura priista. 

En el caso de Contreras Fornelli, se destapó la venta de unos defectuosos chalecos antibalas que no cubrían ni el ‘chicharo’ de un tirabalas casero; la ambición del ‘Capo di tutti capi’ se consolidó con la venta de un par de vehículos blindados que fueron adquiridos por la Fiscalía. El sobreprecio no importaba; el silencio era la meta.

El exceso de los gastos (no justificados aún) por Ficosec, los sueldos y compensaciones al estilo de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, fueron parte del exceso de este gris personaje que hoy, nuevamente, está de rodillas en busca de la mirada compasiva del gobernador en turno.

Todo eso revolotea en la conciencia del ‘hombre escándalo’. Sabe que si el tlatoani de palacio baja el dedo una parva de auditores revisará los fondos públicos que gasta a manos llenas la Ficosec y que saldrán a la luz decenas actos de corrupción que no soportan el escrutinio contable de un gobierno como el de Corral.  

 

 

Dena y Contreras se pusieron de acuerdo con antelación para el golpe de estado. Se había acordado que en junio la abogada Astrid González concluía su periodo como coordinadora de la Mesa de Seguridad y que, a través de un correo electrónico, se enviaría la convocatoria para una sucesión que reuniera los requisitos legales y morales.

Sin avisar, un día antes, el miércoles ya por la tarde, subieron la convocatoria para la reunión que se llevaría a cabo en la sede Ficosec. Los coordinadores de la Mesa de Seguridad fueron sorprendidos, ya que en el último minuto los hicieron partícipes de lo que ocurriría.

Astrid y Enrique Martínez ignoraban pero sospechaban que algo extraño estaba por ocurrir. Continuaba la pretensión de que la abogada González entregara el 1 de julio, con la posibilidad de reelección.

Ya en la junta, el supuesto de la reelección fue descartado por la voz grosera, cobarde de Contreras Fornelli. El grito de Contreras Fornelli resonó en las instalaciones de Ficosec “¡Que no te das cuenta que nadie te quiere a aquí!”, grito el dueño de Ficosec pegándole a la mesa, estaba eufórico, su rostro denotaba la desesperación del llamado ‘hombre escándalo’.

Fue entonces que la abogada Astrid González alzó la voz: “Estoy en una mesa a la que le dimos oxígeno cuando tú la habías matado, Jorge. Tú ya no tenías nada, Jorge ¿te acuerdas?”

La abogada, sin perder la calma, miró al Capo di tutti capi y dijo: “Si no la quisieron cuando me la dieron para enterrarla, ahora la quieren cuando ya está funcionando, ¡porque tú la habías matado, Jorge. Porque tú la habías matado!”.

Y en aquella pieza de oratoria que quedará para la posteridad, la abogada y activista social miró a los espurios empresarios. “Todos estos amigos tuyos, que sorprendentemente ahora pudieron venir a la junta, después de un año y medio de ausencia, no se pararon para ayudar, ahora se presentan para quitar a la coordinación de una forma burda y corriente”, señaló la también ex funcionaria en el gobierno del ‘huevos tibios’, José Reyes Baeza. 

La coordinación de Astrid y el presidente de la organización de comerciantes de la Central de Abastos duró un año y medio en el desierto de la soledad, donde los empresarios que la conformaron sólo observaban. La forma independiente de conducir la Mesa originó la molestia oficial que, literalmente, eran ‘pendejeados’ por las declaraciones de la abogada.

Jorge Contreras había sugerido el cierre de la Mesa de Seguridad bajo el argumento de que “ya no se paraba nadie en las juntas…no hay nada qué hacer”, dijo en aquella ocasión, hace un año y medio, el dueño de Ficosec.

En esa época, Astrid González convenció a Contreras Forneli de no desaparecer a Mesa.

“Hagamos la lucha, Jorge”, recomendó en tono maternal. “Sería muy vergonzoso que se cerrara la Mesa de Seguridad, cuando eran los promotores del llamado modelo Juárez. Sería muy vergonzoso que se estuviera promoviendo mesas de seguridad en el resto de la república, en El Paso y en otras ciudades de Estados Unidos y que saliéramos ante la opinión pública para decir que se cerraba, porque no había trabajo qué hacer”.

Contreras Fornelli, entonces presidente de la Mesa de Seguridad le pidió a Astrid que tomara las riendas del organismo ciudadano. Así, tras una plática, sin más testigos que la conciencia de ambos, la abogada y activista se hizo cargo del organismo ciudadano que estaba ya hundido por el paso de personajes oscuros y sucios como Pichú de la Rosa.

Contreras advirtió en aquella ocasión que Armando Cabada, quien acababa de asumir el cargo de alcalde, no los iba a recibir ya. Contreras, desprestigiado como hasta hoy, dirigía la Mesa y Astrid, como parte de ese organismo, advertía que lo ideal era un diálogo con Cabada, con quien se reunieron y a quien la abogada le expresó que “la Mesa de Seguridad era un ícono de seguridad, que no era conveniente su conclusión”. El alcalde coincidió con ella, el organismo ciudadano debería seguir operando.

Una de las primeras acciones de la Mesa de Seguridad, encabezada por Enrique Martínez y Astrid González fue unirse a la Policía Federal y abrir la mesa de prevención estatal para trabajar proyectos articulados por la sociedad civil y el gobierno; se incluyó el tema de violencia intrafamiliar y la asistencia a escuela que enfrentaban problemas de rebeldía juvenil.

El resto de los consejeros nunca se reunieron con los coordinadores de la Mesa de Seguridad. Todos tenían muchas cosas que hacer. Rogelio González, ahora partícipe del golpe de estado contra Astrid y Martínez no se paró ni antes ni después de una inesperada enfermedad que lo aquejó por meses. El padecimiento detonó durante un viaje familiar por Europa.

Ahora, el empresario, se reúne semanalmente con la policía, nadie sabe por qué y nadie sabe para qué.

Fue así como la nueva Mesa, que será una organización VIP se prepara para anunciar que coadyuvará para resolver todos los homicidios, reactivó los sueños guajiros. Convocó a votantes como Diana Chavarría, que fue contratada como directora de Ficosec y pertenece a una de las asociaciones civiles beneficiadas con recursos de ese Fideicomiso.

Y en la más vil de las canalladas, la cabeza de Astrid fue puesta en la charola de Contreras Fornelli para entregarla al gobernador del Estado quien sostiene un repudio contra el dueño de Ficosec por ser la tapadera de César Duarte y socio de Jorge González Nicolás.

 

 

Al arranque del nuevo gobierno. Unos días después de que Armando Cabada asumiera la presidencia municipal, recibí el siguiente correo electrónico:
Estaba dirigido a Armando Cabada: “Queremos que sepa que independientemente de la nominación que hizo como secretario de seguridad pública municipal, que es su derecho, esté usted enterado que el Señor Jorge Contreras Fornelli, en ningún momento convocó, consensó y consultó con los miembros de la Mesa de Seguridad el apoyo a esa designación (de Jorge González Nicolás). Y como es su costumbre, la utilizó frente a usted de manera mentirosa y protagónica, atendiendo a intereses personales y de amistad. Además es oportuno precisarle, que según informes de miembros de la Mesa de Seguridad, el Señor Contreras actualmente no es el Coordinador ni representante formal de ese organismo.

Así mismo, Señor Cabada, usted recibió un segundo "gol". ¿No sabe usted que el brillo de Verónica Jaramillo, fue la corrupción en cada dependencia en la que ha trabajado?
En el CERESO, como directora jurídica, cobraba miles de dólares por preliberaciones, entre otros favores. Incluso, fue denunciada, por lo mismo, en la oficina de Asuntos Internos del municipio de Juárez, denuncia en la cual incluyeron una grabación.

Posteriormente, el Señor Enrique Serrano, tuvo a mal designarla como parte del personal en esa misma dependencia, la de Asuntos Internos; por lo cual, es lógico suponer, que desapareció, esa y otras denuncias contra ella. 
Pero más aún, cuando trabajó en el departamento de Tránsito, todos sabían 

que  su cuota por corruptelas era de alrededor de ocho mil pesos diarios. Esto es público y causa tanto extrañeza como preocupación."

 

Cualquier información enviada al siguiente correo y teléfono será atendida bajo el principio de la confidencialidad absoluta. Gracias por la información aportada, alguna ya se está procesando.

 

Rafael Navarro Barrón zagaleton.navarro@gmail.com

Whatsapp +5216567586189

 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web