Dollar
Compra   $ 17.47
Venta   $ 18.46
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Lunes 24 de Julio del 2017 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
Cancionero Despacito FÉLIX CORTÉS CAMARILLO Cancionero     Despacito     FÉLIX CORTÉS CAMARILLO
…Ya me está gustando más de lo normal,
todos mis sentidos van pidiendo más,
esto hay que tomarlo sin ningún apuro…
Erika Ender, Luis Fonsi, Despacito

La canción que bailan en la Casa Blanca los nietos de Donald Trump y ha sido recuperada de las redes de internet por casi tres millones de usuarios, se llama Despacito, y es mucho más que un himno al coitus interruptus, o al decir tradicional mexicano de calmantes montes.

El desgobierno de las pequeñas cosas Héctor Aguilar Camín El desgobierno de las pequeñas cosas Héctor Aguilar Camín
Dice muy bien Luis Rubio en su artículo de ayer (http://bit.ly/2vOu31X) que son las pequeñas cosas y no las grandes reformas las que moldean la opinión que los ciudadanos se hacen de sus gobiernos.


Socavón, alcalde y gobernador Carlos Marín Socavón, alcalde y gobernador Carlos Marín
La auditoría y los peritajes que señalarán las causas específicas en la tragedia del socavón en el paso exprés de la autopista México-Acapulco suscitan gran expectación sobre lo más obvio.

La lección de Tláhuac para Mancera Carlos Puig La lección de Tláhuac para Mancera Carlos Puig
Digamos, como dice Miguel Ángel Mancera, que en la ciudad no hay cárteles. Que hay grupos de narcomenudistas poderosos que provocan violencia e inseguridad.


El juego, sin agenda económica J.Jesús Rangel M. El juego, sin agenda económica J.Jesús Rangel M.
De acuerdo con las estadísticas del Inegi, los ingresos de casinos, loterías y otros juegos de azar entre 2003 y 2014 oscilaron entre 20 mil y 25 mil millones de pesos.

Tláhuac, ¿semántica o seguridad? Jorge Fernández Menéndez Tláhuac, ¿semántica o seguridad?  Jorge Fernández Menéndez
Luego del operativo de la Marina de México y el gobierno de la ciudad en que cayeron El Ojos y un fuerte grupo de sus operadores en Tláhuac.

Frentes Políticos I. Prédica en el desierto. Frentes Políticos I. Prédica en el desierto.
Guadalupe Murguía, presidenta de la Cámara de Diputados, llamó a las fuerzas políticas representadas en el Congreso de la Unión e instó a los legisladores a pasar de la tensión política a los resultados y concretar, “lo antes posible”.

Pepe Grillo Vuelta a la tuerca Pepe Grillo Vuelta a la tuerca
Aunque usted no lo crea, el Partido Verde Ecologista de México podría tener candidato propio a la Presidencia en el 2018.


Rafagas –La ineficiencia es corrupción Rafagas  –La ineficiencia es corrupción
CONTRADICCIÓN.- La aprobación del Sistema Estatal Anticorrupción esta semana por el Congreso del Estado, por una urgencia política y jurídica.

El Diario Arrasan priistas en examen por direcciones El Diario Arrasan priistas en examen por direcciones
Ahora nombre y reputación del Colegio de Bachilleres en el Estado son expuestos de nuevo ante la sociedad por los resultados de aspirantes a las direcciones de 21 planteles.

Un rinconcito Hoy de Cristo para ti:Hoy quiero comenzar de nuevo Un rinconcito Hoy de Cristo para ti:Hoy quiero comenzar de nuevo
“Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia”.

Jeremías 31:3





Nacional / « Prospera: el fracaso de la política anti-pobreza»
    Fecha: 20 de Marzo del 2017 | Reportero(a) Laura Nubia Carmona

    Imprimir Enviar a un Amigo

Prospera: el fracaso de la política anti-pobreza
Prospera: el fracaso de la política anti-pobreza

 
 El fracaso de la política anti-pobreza es evidente. El programa estrella de los gobiernos neoliberales mexicanos, Prospera (antes Progresa y luego Oportunidades), que arrancó en 1997, no logró romper la transmisión intergeneracional de la pobreza como fue prometido desde su inicio. Los cálculos oficiales muestran que, en 2014, último dato disponible, la pobreza por ingreso ascendía a 53.2% de la población, dato casi idéntico al de 1992, de 53.1%.
 
Esta estimación de pobreza por ingreso del CONEVAL (Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social) supone una línea de “bienestar” de 2,543 pesos por persona al mes, para las localidades urbanas (mayores de 2,500 habitantes) y de 1,614 pesos para las rurales. Lo que significa que, según el CONEVAL, las personas podían cubrir sus necesidades de alimentación, transporte, vivienda (renta), salud, vestido, calzado, etc., con 84.7 y 53.8 pesos per cápita al día, en áreas urbanas y rurales, respetivamente.
 
Es evidente que el CONEVAL subestima la pobreza por ingreso en México. De acuerdo con el Método de Medición Integrada de la Pobreza (MMIP), elaborado por Julio Boltvinik y quien escribe esta nota, la pobreza extrema por ingreso (hogares cuyo ingreso per cápita cubre 2/3 o menos de la línea de pobreza, LP) ascendía a 56.5% de la población en 2014, mientras que la pobreza por ingresos afectaba a 76.2% de la población. La diferencia se debe a que la LP del MMIP era de 3,057 y 2,687 pesos por persona al mes, en áreas urbanas y rurales respectivamente en ese mismo año (lo que equivale a 102 y 90 pesos por persona al día, respectivamente). Los cálculos del MMIP confirman que la pobreza por ingreso no ha disminuido, ya que en 1992 esta ascendía a 76%. La extrema descendió levemente, pues en 1992 era de 58.8%.
 
Desde hace varios años diversos estudios y las propias evaluaciones del Prospera habían señalado su fracaso (1).
 
La incapacidad del programa en materia de superación de la pobreza ha sido señalada recientemente por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), en su Informe de la Cuenta Pública de 2015, que incluye una evaluación del desempeño del Prospera desde 1998. En ésta, la ASF afirma que ‘‘el monto de los apoyos no fue suficiente para cubrir el costo de una canasta básica alimentaria, ya que una familia podría adquirirla sólo para uno de sus integrantes en el ámbito rural, y sólo después de 2010; [además de que] en 2015, 43.6% de las familias beneficiarias, aun con el apoyo de Prospera y el ingreso promedio de la familia, no disponían de un ingreso suficiente para acceder a la canasta básica alimentaria’’ (2).
 
A partir de que el CONEVAL anunció un aumento de la pobreza entre 2012 y 2014 (de más de 2 millones de personas), el gobierno federal se embarcó en una estrategia propagandística y de manipulación de la información, y de la población beneficiaria, para mostrar que, en años recientes ha habido una disminución de la pobreza. Desafortunadamente, ello provocó que se pierda la comparabilidad de la información y, por tanto, de los resultados, con cualquier método.
 
De esta forma, el año pasado se desató una polémica cuando el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) dio a conocer los resultados del módulo de condiciones socioeconómicas de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), 2015, en la que reportó que los ingresos de los hogares, pero particularmente de los más pobres había aumentado espectacularmente. Por ejemplo, el ingreso laboral del 10% de los hogares más pobres “creció” 40% en un año.
 
Según el presidente del INEGI, Julio Santaella, ello se debió a un cambio en la metodología de captación en campo del ingreso de los hogares (no hay prueba documental de ello), que consistió en hacer varias visitas a hogares con ingresos bajos, así como la eliminación de la base de datos de los hogares que reportaron un ingreso “increíblemente bajo” (¿a juicio de Santaella?). Ante esta modificación el CONEVAL se negó a calcular la pobreza para 2015.
 
Además de la pifia del INEGI, se filtró una grabación en la que un funcionario del Prospera aleccionaba a beneficiarias del programa sobre la forma de contestar la ENIGH, para que negaran ante los encuestadores si algún miembro de su hogar había sufrido hambre (3).
 
Por si fuera poco, antes del inicio del levantamiento de la ENIGH 2016, el gobierno ideó otras formas de “bajar” la pobreza. Inició un proceso de “credencialización” de servicios públicos en salud y educación. A los alumnos de educación media superior y superior (alrededor de 6 millones) se les dio un nuevo número de afiliación al IMSS, para que tuvieran presente que contaban con el servicio de salud; además, se lanzó un programa de certificación masiva de estudios de primaria y secundaria: para 2016 se habían entregado, según Peña, 3.5 millones de certificados; y el Seguro Popular, inició una afiliación masiva virtual, pues no cuenta con la capacidad para ampliar los servicios.
 
Lo más descarado para “reducir” la pobreza fue la entrega de 9.5 millones de ejemplares de la “Cartilla social, lo que tu hogar recibe”, en la que se especifica el monto de los servicios y las becas que los hogares reciben de todos los programas sociales, tanto federales como locales.
Aun con todas esas trampas, la pobreza está ahí. Mientras que el Prospera atiende, supuestamente a 6.7 millones de familias, en 2015, según la ENIGH, 4.4 millones de hogares se quedaron sin comida por falta de dinero. Es tiempo de transformar la política anti-pobreza y toda la social.
 
*1) Julio Boltvinik (2004) “Políticas focalizadas de combate a la pobreza en México, el Progresa/Oportunidades”, en Julio Boltvinik y Araceli Damián (coords.) La pobreza en México y el mundo, Realidades y desafíos, México, Siglo XXI Editores, pp. 315-347 y Sedesol (2008) “A diez años de intervención. Evaluación externa del Programa Oportunidades 2008”, Síntesis Ejecutiva.


http://aristeguinoticias.com/2003/mexico/prospera-el-fracaso-de-la-politica-anti-pobreza/

 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web