Dollar
Compra   $ 20.00
Venta   $ 21.00
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Martes 14 de Julio del 2020 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
UIF, SFP y Fiscalía en competencia administrativa por el campeonato del ridículo UIF, SFP y Fiscalía en competencia administrativa por el campeonato del ridículo
En medio de una competencia realmente cerrada para lograr el campeonato del ridículo se enfrentan dos de nuestros elefantes blancos más señalados: la Unidad de Inteligencia Financiera y la Fiscalía General de la República. Ambas, fueron las respuestas más aceleradas para resolver las exigencias de la cuarta caravana de protesta contra la inutilidad del régimen en turno.

No son los medios, es la realidad Joaquín López-Dóriga No son los medios, es la realidad Joaquín López-Dóriga
Así de golpe recojo algunas estadísticas del momento que vive el país, lo que nadie hubiéramos deseado y que sin duda llevará al presidente López Obrador a tomar medidas extraordinarias ante este escenario extraordinario, y mostrará su capacidad de respuesta en un presente imprevisto

Funesta gestión contra la peste Carlos Marín Funesta gestión contra la peste Carlos Marín
Si la tasa de letalidad de la pandemia en México es lo doble del promedio internacional; si ocupamos el cuarto lugar en muertes y ya mero alcanzamos al Reino Unido; si en vez de pruebas para detectar contagios, aislar pacientes y cuidar a sus contactos lo que se busca es que no se saturen los hospitales;

Doctor, doctora, ¿qué hago con mi cubrebocas? Carlos Puig Doctor, doctora, ¿qué hago con mi cubrebocas? Carlos Puig
Escribí ayer que el desconfinamiento y sus intrínsecas complicaciones, aumentado por el desgaste del vocero federal, resulta en confusiones que solo traen más riesgos. Ningún ejemplo es mejor que el cubrebocas.

Frentes Políticos 1. Frutos. Frentes Políticos 1.  Frutos.
En mayo de 2019, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, firmó un convenio con la Agencia especializada de Naciones Unidas, UNOPS, para garantizar el cumplimiento de los más exigentes estándares mundiales de transparencia

Lugares sin límite Pepe Grillo  Lugares sin límite     Pepe Grillo
La gira presidencial de esta semana por los estados de Guanajuato, Jalisco y Colima contiene un severo riesgo de seguridad. Es cierto que entre los gobernadores de esas tres entidades y López Obrador hay divergencias conocidas, que nadie se ha tomado la molestia de ocultar; al contrario, las exhiben como parte de su estrategia política.

El Diario Anunciarán semáforo epidemiológico por Covid cada 15 días El Diario Anunciarán semáforo epidemiológico por Covid cada 15 días
El semáforo epidemiológico por el Covid-19 se anunciará cada 15 días a petición de los gobernadores, anunció la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Covid-19 en el mundo supera los 13 millones de contagios Covid-19 en el mundo supera los 13 millones de contagios
Este lunes el coronavirus en el mundo superó los 13 millones de contagios, según datos de la Universidad Johns Hopkins. La última cifra mundial contabiliza 1 millones 6mil 764 casos de personas que han dado positivo a Covid-19.

--Un año sin reunirse, he ahí los resultados --No podrán reelegirse --Que llegarán federales a la frontera  --Un año sin reunirse, he ahí los resultados --No podrán reelegirse --Que llegarán federales a la frontera
Poco a poco han ido saliendo los motivos que le dan la razón a los comentarios del círculo rojo, que existe una división marcadísima entre el gobierno del estado y el gobierno municipal capitalino, únicamente han coincidido en eventos públicos (antes de la pandemia) donde se saludan por cortesía política,

Un rinconcito hoy de Cristo para ti: ¿Para quién vives? Un rinconcito hoy de Cristo para ti: ¿Para quién vives?
Es increíble como en ocasiones podemos llegar al extremo de perder el enfoque sobre para quien vivimos. Y es que la presión de la gente o autoridades “espirituales” nos llevan a dejar de vivir para Dios y comenzar a vivir para ellos.







Universidad y Cultura / « El magnate figurado Por Jesús Chávez Marín»
    Fecha: 15 de Febrero del 2020 | Reportero(a) Manuel Cabrera

    Imprimir Enviar a un Amigo

*... el sueño américano de Coca Cola (no es comercial, aunque parezca)
El magnate figurado Por Jesús Chávez Marín
El magnate figurado Por Jesús Chávez Marín

 
 Hace dos meses me llamó Javier Felix y me dijo: Medina, ¿cómo te va? Tengo aquí a mi amigo Bartolomé Quiñones, él tiene 90 años pero parece de 50. Anda con el proyecto de publicar su biografía que está escribiendo; le dije que tú eres un gran editor y le podrías ayudar. Antes de darme chanza de contestarle algo, me pasó al teléfono a Quiñones. La voz me pidió que nos viéramos esa misma tarde, o a más tardar al día siguiente, en el Sanborns Mirador a las 10 de la mañana, que le urgía.

 

Cuando llegué a la cita, al centro vi en una mesa a un señor que de seguro era mi cliente: de aspecto tranquilo pero con la mirada ansiosa y las manos inquietas; sobre otra silla a su lado había puesto un portafolios negro que no cerraba porque tenía roto el broche. Lo primero que me explicó, luego del saludo, fue que allí guardaba documentos secretísimos que ya luego me mostraría. Malo, pensé, otro lunático con tema palpitante de lugares comunes.

 

Le pregunté que cuántas cuartillas tenía ya escritas. Me dijo que ninguna, bueno, sí, llevo algunos apuntes, pero déjeme platicarle de qué se trata, se va a quedar usted asombrado de lo que voy a contarle.

 

Fui ejecutivo de la Coca Cola en la ciudad de México, en ese tiempo la dueña del mercado era la Pepsi, pero un grupo de expertos nos dimos a la tarea de desbancarla y de posicionar nuestra marca, y hasta la fecha. Luego un compañero y yo pusimos una embotelladora chiquita aquí cerca, en Cuauhtémoc, y nos fue muy bien, hasta que él me hizo una mala jugada y me quedé sin mi parte. Me vine a esta ciudad; me dediqué a los bienes raíces y me fue muy bien.

 

Cuando dijo eso no pude evitar darle una mirada de reojo a su portafolios roto y a un celular de 15 pesos por donde le llamaban a cada rato sus hijos para saber si estaba bien. Lo que me daba mala espina es que no había escrito nada, pretendía que yo podría ayudarle a redactar desde la página uno todo el montón de grandes revelaciones y aventuras de lo que había sido su trascurso vital, y además los terribles secretos de la Coca Cola, seguramente los mismos que ya habían escrito otros autores hasta el cansancio: que la cocaína, el azúcar, el agua negra, la guerra mundial, el mercado agresivo, las trampas de la fe del ultracapitalismo.

 

Y vaya que le atiné: lo que fue sacando de su cartapacio fueron dos libros sobre la famosa bebida, uno en español de 570 páginas que fue best seller en los años noventas llamado Dios, patria y Coca Cola, la historia no autorizada de la bebida más famosa del mundo, otro similar escrito en inglés, que me aseguró solo había circulado entre los altos ejecutivos de la compañía, como él, y una revista de 1976 sobre el mismo tema. Esos eran sus grandes documentos secretos que se encargaría de difundir en el mundo libre.

 

Ya para entonces había pasado dos horas de esa disparatada conversación. Le inventé que tenía otro compromiso, pedí la cuenta de mi café e hice como que ya me iba.

 

Por supuesto, le voy a pagar sus honorarios, no faltaba más. Dígame cuánto sería. Hice un cálculo rápido, sin grandes esperanzas ya de que tendría un cliente que tuviera un mínimo de coherencia. Pensé: un psiquiatra le cobraría novecientos pesos la consulta de veinte minutos, yo le voy a pedir doscientos pesos la hora por enseñarle a escribir. Bien, señor Quiñones. Vamos a trabajar en sesiones de dos horas cada semana, cada una le va a costar cuatrocientos pesos. Trato hecho, me dijo, jamás acostumbro regatear. Podemos trabajar en mi casa o en la suya, donde usted guste. Prefirió que en su casa y me dio la dirección; quedamos en que iniciaríamos el próximo lunes a las 5 de la tarde.

 

El día señalado me llamó a las 10 de la mañana y me dijo que en esos días iniciaba la temporada fuerte de los bienes raíces, que por eso no podría por lo pronto iniciar nuestro taller literario, que quizá más adelante. Okey, le dije. Ahi usted me llama. No me va a llamar nunca. Le anduve dando vueltas a la idea de reclamarle a Félix por haberme usado para quitarse de encima a un señor necio que lo visita en su oficina para quitarle el tiempo, pero preferí que no, después de todo para eso estamos también los amigos. Me debes una, Javier.



 Jesús Chávez Marín



 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web