Dollar
Compra   $ 18.75
Venta   $ 18.90
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Viernes 21 de Febrero del 2020 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
Al Ladrón, Al Ladrón por Félix Cortés Camarillo Al Ladrón, Al Ladrón por Félix Cortés Camarillo
Si no fuera por los pocos
que haciéndose los locos
apuntalan tu dignidad
fingiendo que no se enteran
te dejan que les quites la cartera..
Joaquín Sabina, Al Ladrón, Al Ladrón

El otro día una runfla de delincuentes disfrazados de mujeres encapuchadas, pintarrajeó las puertas de Palacio Nacional y sus muros, cosa que molestó notablemente al señor presidente López, quien reclamó el acto vandálico repitiendo la cantaleta de que ellos los de ahora ya no son como los de antes y que su gobierno condena los feminicidios y que iba a tomar severas medidas; claro que antes les había arengado a los de la Guardia Nacional que los delincuentes eran seres humanos a los que había de respetarles sus derechos.

Ofensiva contra la UNAM Joaquín López-Dóriga Ofensiva contra la UNAM Joaquín López-Dóriga
La Gaceta Parlamentaria de la Cámara de Diputados traía ayer una propuesta del legislador de Morena, Miguel Ángel Jáuregui, para modificar la Ley Orgánica de la UNAM

Los mediocres van sobre el INNN Carlos Marín Los mediocres van sobre el INNN Carlos Marín
Mientras la UNAM se debate entre paros y amenazas morenianas, mañana viernes, a dos semanas de la visita sorpresa de los secretarios de la Función Pública y Salud al prestigiado centro de asistencia,

La desvergüenza de diputados y diputadas Carlos Puig La desvergüenza de diputados y diputadas Carlos Puig
Frente a la crisis y la indignación por la reciente ola de feminicidios y la falta de eficacia de la autoridad, los diputados y diputadas (todos menos una que estuvo muy bien) decidieron salir

Frentes Políticos 1. Apoyo mutuo total. Frentes Políticos 1.   Apoyo mutuo total.
Al encabezar la ceremonia por el Día del Ejército, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que, pese a algunos tropiezos, el balance de la historia le será favorable a las Fuerzas Armadas.

Morena, otro desencuentro Pepe Grillo  Morena, otro desencuentro   Pepe Grillo
En la Cámara alta, Martí Batres, se formó en la ventanilla del presidente López Obrador y dijo que los feminicidios son herencia del neoliberalismo, con lo que las autoridades actuales se lavan las manos.

El Diario ´Hoy fue mi hija, mañana puede ser la de ustedes´: mamá de Fátima exige justicia El Diario  ´Hoy fue mi hija, mañana puede ser la de ustedes´: mamá de Fátima exige justicia
La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo arribó este lunes hasta las instalaciones del INCIFO para reunirse con la fiscal general de justicia de la Ciudad de México, Ernestina Godoy y el presidente del Tribunal de Justicia local (TSJ),

Amenaza Transporte cancelar 500 concesiones en Juárez Amenaza Transporte cancelar 500 concesiones en Juárez
El director general de Transporte del Estado, David Holguín Baca, dijo que existen 500 concesiones en Juárez, cuyos operadores no otorgan el servicio y se desconoce dónde están, por lo que serán canceladas.

--Relevo en el Poder Judicial --Gris, Bienestar en Centro-Sur --Esperan que reviva el PES  --Relevo en el Poder Judicial --Gris, Bienestar en Centro-Sur --Esperan que reviva el PES
A media semana se supo del relevo en el área de Comunicación Social del Poder Judicial, donde salió la periodista Rosalba Salcido y en su lugar entró Israel Hernández,

Un rinconcito hoy de Cristo para ti: Dios también disciplina Un rinconcito hoy de Cristo para ti: Dios también disciplina
Yo soy un fiel defensor que Dios es puro amor y misericordia, de hecho en cada mensaje que escribo trato de reflejar a Dios como ese Dios de amor, gracia y misericordia,







Universidad y Cultura / « El otro Niño de las Pijamas Rayadas »
    Fecha: 28 de Enero del 2020 | Reportero(a) Manuel Cabrera

    Imprimir Enviar a un Amigo

* … sobrevivó; en la vida real
El otro Niño de las Pijamas Rayadas
 El otro Niño de las Pijamas Rayadas

 
 “Aprendí a dormir abrazado a gente que moría de noche”: Holocausto a ...Auschwitz

Jacobo Drachman uno de los pocos niños sobrevivientes de la muerte que tuvieron más de un millón 100 mil judíos durante la segunda guerra mundial en el holocausto de Adolfo Hitler a sus escasos 8 años de edad, recuerda como en dos ocasiones logro salvar la vida.

"A Jacobo Drachman los nazis le perdonaron la vida al menos un par de veces. La primera fue en el gueto de la ciudad de Lodz, en Polonia, el día que los alemanes irrumpieron en su casa y un soldado lo encontró escondido tras una chimenea".

 “Entraron en el patio con motocicletas y camiones al grito de ´todos fuera´. La gente se subía a las azoteas para esconderse. Los agarraban y les tiraban de los pelos. Vi cómo ametrallaban, cómo pegaban... lo que no llegué a ver es al alemán que me vio a mí. Rondaba entonces los ocho años.

Se dio la vuelta y sacó el arma. Me quedé contra una pared, con la pistola de él en la frente. Me preguntó, ´¿quién más está arriba?´. Le respondí que nadie. ´¿Qué estás haciendo?´, volvió a preguntar. ´Estoy buscando gatos´, contesté. No podías mirarle a la cara porque te mataban, era como mirar a Dios. Alto, rubio, ojos celestes y media sonrisa fría, helada. El ángel de la muerte, era eso. Estaba vestido de negro. Él me hablaba, no sabía qué decía, yo me abracé a él y le besé los botones, el uniforme, la mano y la pistola. Mientras, la retiraba un poquitito de mi frente. En eso lo llamaron, se sonrió y me dijo: ‘Vete de aquí”.

Drachman, de 84 años, conversa con EL PAÍS por teléfono desde su casa de Nahariya, un pueblo en Israel al borde del Mediterráneo. Durante la Segunda Guerra Mundial, este hombre que después emigraría a Uruguay, pasó por el campo de exterminio de Auschwitz, en la Polonia ocupada por los nazis. En el recinto, que este lunes ha acogido los actos por el 75º aniversario de su liberación por el Ejército Rojo, murieron 1,3 millones de personas, de los cuales 1,1 eran judíos.

Los recuerdos de Drachman llegan ahora como instantáneas de la memoria, escenas salpicadas en el tiempo descritas al detalle. "No comía. Durante seis años tuve hambre. Terminé la guerra con 20 kilos y 11 años”, evoca al comienzo del relato. Sobre su llegada al gueto de Lodz, explica que un día los alemanes aparecieron en su casa, se apoderaron de los juguetes, de la comida, de los muebles y los pusieron en la calle. “O bajáis por la escalera o por la ventana”, les decían. En su nuevo hogar aprendió a defenderse. “Empecé a buscar [alimentos] en las casas que quedaban vacías, porque el gueto se vaciaba para el cementerio. Recuerdo que me levantaba temprano para ir con el rabino y pasaba por encima de cadáveres”, rememora. “Para mí no era nada, era mi vida”, responde a la pregunta de qué sentía. “No sabía por qué estaba ahí, por qué me correspondía. Vivía rodeado con un muro y un alambre de púas. A los que morían de noche, los sacaban afuera, le quitaban la ropa, los zapatos, los tapaban y venía el carro y se los llevaba. ”.

Sus padres trabajaban entonces en una fábrica metalúrgica. “Nos dijeron que iban a hacer otra en Alemania y que estuviésemos todos juntos porque elegirían a unas 500 personas para llevarlas allá”, algo parecido a lo que cuenta la película de Steven Spielberg La lista de Schindler, señala. Así fue como, después de viajar en vagones de ganado, acabó en Auschwitz en septiembre de 1944.

“No sabíamos nada. Cuando la gente vio la chimenea al fondo, exclamó: ´Acá está la fábrica en la que vamos a trabajar´. Había fábrica allí, pero de muerte”, afirma. “Estuve pocos días en Auschwitz [cuatro] porque nos embarcaron otra vez. Ahí me enteré de lo que nos hacían, el alemán nos lo contó: ´Ustedes entran por acá y salen por arriba, por la chimenea. Si tienen alguna propiedad, algo de dinero, dénmelo porque están muertos”. Al poco de llegar los metieron en una sauna, los bañaron, los raparon y les dieron un pijama, relata. “Estábamos en las duchas frente al crematorio número cuatro, una casa grande de ladrillo. Saqué la cabeza por el portón y vi en el fondo una fogata grande en mitad de la carretera y cómo tiraban gente arriba (...) el gas no les alcanzaba”, recuerda.

De Auschwitz pasó al campo de Stutthof, cerca del Báltico. “Moría de frío”, cuenta. Un día lo mezclaron con un grupo de niños llegados de Lituania. “Me agarraron para quemarme, ya estaba en la fila”. Se dirigió entonces a un alemán para explicarle que no quería entrar en el crematorio, porque él “trabajaba”, era útil. “Le dije ‘Heil Hitler’ y se mataba de la risa (...) Yo quería vivir. Y me soltó”, relata.

A los tres meses lo trasladaron al campo de trabajo de Dresde. “Ahí estaba el paraíso, la fábrica. Nos daban de comer, había calefacción…”, recuerda. Hasta que las fuerzas aéreas británicas y estadounidenses bombardearon la ciudad en febrero de 1945. El ataque causó unos 25.000 muertos. Ellos perdieron todo y fueron obligados a salir en las llamadas marchas de la muerte. “Caminamos 11 días a orillas del río Elba. Aprendí a comer pasto, a dormir abrazado a gente que moría de noche...”. Su padre le pidió que si sobrevivía, gritase al mundo lo que les habían hecho (Jacobo Drachman escribió sus memorias en el libro Lágrimas secas y ha colaborado con el Centro Sefarad-Israel).

Tras recorrer varios países de Europa, en 1946 él y sus padres lograron emigrar a Uruguay, donde estudió, se casó y emprendió varios negocios. Ahora lleva 49 años en Israel. “Tuve nueve nietos, seis bisnietos, ¡una tribu!”, exclama. Antes de la guerra en su familia eran más de 100 y al terminar quedaron cuatro. “Por lo menos recuperé algo de lo que me asesinaron allá”.

Todavía hoy le cuesta entender tanto “sadismo” y tiene la esperanza de que algo así no se repita nunca más. A las nuevas generaciones les pide que “no perdonen lo que pasó, que no olviden, pero que no odien” tampoco. (Nuestro reconocimiento a el periódico El País, )

Al recordarse los 75 años el periódico español El PAÍS, le encuentra en Israel y lo entrevistó vía telefónica.

 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web