Dollar
Compra   $ 19.05
Venta   $ 19.20
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Lunes 18 de Noviembre del 2019 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
Otra aportación de la 4T: hacer el ridículo, pero calladitos FRANCISCO RODRÍGUEZ Otra aportación de la 4T: hacer el ridículo, pero calladitos FRANCISCO RODRÍGUEZ
Un cúmulo de opiniones ciudadanas indican que lo de Evo no es el final… sólo el principio de la serie de la temporada reeleccionista en México. El final de esta errática forma de ejercer el poder fue la chamaqueada al régimen de la Cuarta Transformación de El Ratón Ovidio Guzmán, no la del distractor boliviano de turno.‎

Gran oportunidad para legitimarse Carlos Marín Gran oportunidad para legitimarse Carlos Marín


En tanto se ventila en las instancias implicadas la controvertida presidencia de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Rosario Piedra Ibarra tiene la mejor oportunidad para demostrar genuina voluntad de actuar con independencia y no como activista devota de la cuarta transformación: darle continuidad a la recomendación 29 de 2019 sobre la cancelación del Programa de Estancias Infantiles y a la reacción jurídica de la propia CNDH a la fulminante descalificación que le propinaron las dependencias aludidas y el propio presidente de la República.


La mala semana de Donald Trump Carlos Puig La mala semana de Donald Trump Carlos Puig
Dijo el presidente de Estados Unidos que no había visto el primer día de testimonios en el proceso de juicio político que se le sigue en la Cámara de Representantes de su país por presuntamente haber presionado al gobierno de Ucrania para afectar a Joseph Biden, probable contendiente en las elecciones a la Presidencia el año que viene.

Jorge Fernández Menéndez El presupuesto de la terquedad  Jorge Fernández Menéndez El presupuesto de la terquedad
Tenemos un campo pobre, de subsistencia, pero tenemos también un campo exitoso, rico, exportador, generador de riqueza y de empleo, que en el discurso oficial parece no existir.

Frentes Políticos 1. De lo que no se habla. Frentes Políticos 1.   De lo que no se habla.
1. De lo que no se habla. Luis Arellano Romero, alias “Bichi”, “Bichy” o “Helio”, fue extraditado a Estados Unidos, informó el fiscal federal John Bash.

El Diario Aparece otro que estaba en la polla de 13 millones El Diario  Aparece otro que estaba en la polla de 13 millones
No eran sólo negocio de la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, las adquisiciones de inmuebles planeadas para el partido en algunos puntos de Chihuahua.

¿Humo blanco en San Lázaro? Pepe Grillo ¿Humo blanco en San Lázaro? Pepe Grillo
Arranca este lunes una semana de definiciones en San Lázaro. El presupuesto para el 2020 tiene que salir sí o sí.

El principal obstáculo es el de las organizaciones campesinas que pusieron cerco al Palacio Legislativo y que no se irán a sus localidades con las manos vacías.

Norte Digital Fox fue mi inspiración para entrar a la política: Schwarzenegger Norte Digital Fox fue mi inspiración para entrar a la política: Schwarzenegger
El actor y exgobernador de California, Arnold Schwarzenegger, aseguró este viernes que el expresidente de México, Vicente Fox Quesada (2000-2006), lo inspiró para incursionar en política, publicó El Universal.

Ráfagas Semana decisiva para plebiscito Ráfagas  Semana decisiva para plebiscito
Trascendió que en la reciente visita del gobernador, Javier Corral, al Instituto Politécnico Nacional en la Ciudad de México, donde le presentaron el trabajo que desarrolla la institución

Un rinconcito hoy de Cristo para ti:Confía, Dios te hará sonreír Un rinconcito hoy de Cristo para ti:Confía, Dios te hará sonreír
“Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo?”

Génesis 18: 12

Que lindo es sonreír, creo que sonreír es una de las emociones mas lindas del ser humano, pues la mayoría de veces que reímos es porque percibimos un estado de gozo o felicidad en nuestra vida.








Columna / « La revocación del narco Aurelio Ramos Méndez»
    Fecha: 19 de Octubre del 2019 | Reportero(a) Manuel J. Garcia

    Imprimir Enviar a un Amigo

La revocación del narco Aurelio Ramos Méndez
 La revocación del narco  Aurelio Ramos Méndez

 

La hidra de mil cabezas que es el narcotráfico se encargó de revocarle el mandato al presidente López Obrador, mucho antes de lo que tras ardorosas discusiones mezquinas y bizantinas acordó el Legislativo.

En Culiacán, en una tarde de espanto, aquel cáncer inextirpable le arrebató el poder no sólo al Jefe del Ejecutivo federal sino también al gobernador Quirino Ordaz Coppel y el alcalde Jesús Estrada Ferreiro. Les dijo, con la contundencia del plomo: “¡Aquí mando yo!”.

El Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas no tuvo más remedio que darle la razón al refrán según el cual “gavilán que agarra y suelta no es gavilán”, y dejó ir al retoño de El Chapo, Ovidio Guzmán López, El Ratón.

La pregunta que ahora flota en el ambiente es ¿de qué tamaño iba a ser la respuesta de la mafia, si el Jefe del Estado optó por alzar los brazos, derrotado, antes que propiciar un baño de sangre, con decenas o quizá centenares de muertos?

Porque, si bien sesudos analistas y líderes de opinión sostienen en tono sibilino —para sembrar la cizaña de un supuesto acuerdo entre el gobierno y el Cártel de Sinaloa— que la rendición se produjo cuando la captura ya había sido concretada y el operativo estaba concluido, la verdad es que la cosa apenas comenzaba.

Para percatarse de ello basta ver en las redes un video en que un sicario entra a un restaurante y para “tranquilizar” a los comensales recomienda no salir y dice que van en camino a la capital sinaloense, desde diversos municipios, refuerzos para su banda.

¿De qué tamaño es el ejército del narco en Sinaloa? ¿Dónde estaban las autoridades locales y federales en los años, lustros o décadas, durante los cuales se fue conformando semejante poder ofensivo? ¿Cuántas bandas similares deambulan por el país?

Hizo bien el Presidente en ordenar el cese de las acciones, así sea grande la vergüenza. Lo que no está bien es la persistencia —salvo diferencias de grado— en la estrategia de los gobiernos precedentes, por más que él no reconozca esta realidad.

No le sirve a la democracia ni al país un gobierno sanguinario, violador contumaz de los derechos humanos, como los que encabezaron Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto; pero tampoco un gobierno intimidado, sometido, cercano a la pusilanimidad, revocado en los hechos.

Pruebas al canto. En plena 4T todavía es factible el encubrimiento, desde la Presidencia, de atrocidades y actos de barbarie cometidos por centenares, y aun millares, por agentes del Estado, tales como ejecuciones extrajudiciales y ajusticiamientos con tiro de gracia incluido.

Y hasta es factible revelar, en público, ante audiencias de millones en medios masivos, que se tiene conocimiento de hechos punibles, como si de una proeza se tratara, y con el desparpajo de quien conversa de un partido de beisbol.

En reiteradas ocasiones, esta semana, López Obrador y los secretarios de Defensa, Marina y Seguridad, afirmaron que en los gobiernos de Calderón y Peña las fuerzas armadas y las corporaciones de seguridad cometieron actos tipificados como crímenes de lesa humanidad.

Lo dijeron en las conferencias mañaneras, unas veces de manera tácita y otras explícita. Y lo afirmaron de modo tan claro que, al escucharlos, uno da por descontado que no han sido omisos y las denuncias ya están ante Alejandro Gertz Manero.

No puede ser de otro modo. El conocimiento de hechos de tal naturaleza impone la obligación de notificarlos a los entes nacionales de procuración e impartición de justicia, y, de ser necesario, llevarlos ante la Corte Penal Internacional.

El Presidente y sus colaboradores revelaron conocimiento de actos de salvajismo por las fuerzas del Estado al presentar un reporte sobre seguridad.

Cuando —vale la digresión— Alfonso Durazo se refirió con sensatez a una “leve inflexión” en la incidencia de homicidios dolosos, y hasta expresó: “nada que celebrar”; pero, ciertos medios, sesgaron su dicho hasta hacerlo aparecer como supino triunfalismo.

Detallaron su conocimiento de actos inhumanos aquellos funcionarios al explicar la baja en la letalidad de la fuerza pública en la presente administración, comparada con la que ejerció en tiempos de los dos últimos mandatarios de triste recuerdo.

Y lo reafirmaron al abordar los más traumáticos episodios de violencia de esta semana de pánico:

La emboscada que dejó 13 policías muertos en la tierra que sufre la ineptitud de Silvano Aureoles. El enfrentamiento, con saldo de 14 presuntos delincuentes muertos, en los desgobernados pagos de Héctor Astudillo. El terror en la capital del estado donde —los hechos hablan— manda El Chapo.

La baja en la letalidad, dijo el general Luis Cresencio Sandoval, es resultado de que “ahora le damos mayor ímpetu al respeto a los derechos humanos; buscamos que nuestras tropas no violenten esos derechos”.

Dio cifras. En la presente administración han sido contabilizados 123 agresores fallecidos, cifra menor a la suma de 211 detenidos y lesionados. Y en el último año de Peña se reportó la muerte de 230 agresores, cifra superior a 193, la suma de detenidos y lesionados.

El mayor índice de letalidad, sin embargo, se tuvo en los dos últimos años de Calderón, cuando el número de abatidos fue “muy superior” al de lesionados y detenidos. En esos años se registró un total de ­­¡dos mil 459 muertes de agresores!

A la luz de estos datos, está claro que “índice de letalidad” le llama la 4T a lo que fue una estrategia deliberada no de tratar de inhibir la delincuencia mediante la disuasión y el arresto y procesamiento judicial sino con la aplicación del porfirista “mátalos en caliente”.

Y que la alta letalidad no fue producto de deficiencias formativas o de capacitación, ni del equipo o los recursos materiales de que han dispuesto militares, marinos y policías federales. Tampoco mero saldo circunstancial, sino resultado de directrices trazadas desde la cúpula del poder.

“Muchos hablan de que las Fuerzas Armadas son muy violentas, que cuando salieron a las calle se recrudeció la violencia. No es cierto. Respondemos a las agresiones de la delincuencia”, dijo el almirante Rafael Ojeda Durán.

La eficacia del trabajo de seguridad no se puede sustentar en “violaciones al uso de la fuerza pública”, recriminó Durazo.

El Jefe del Estado dijo que se busca pacificar el país mediante un nuevo paradigma, distante de la palabra de moda: “letalidad”, de la cual ensayó una definición: “Cuando hay más muertos que heridos y detenidos o hay un afán de exterminio para rematar a los heridos”.

Porque “no es lo mismo un enfrentamiento así (como el ocurrido en Iguala) que cuando quedan heridos y se les da el tiro de gracia”, agregó el tabasqueño.

Y, al explicar su acuerdo con el repliegue en Culiacán, expresó que “no se trata de masacres, eso ya se terminó”, e incluso rechazó comparaciones de su administración. “No es lo mismo, ¡cómo va usted a comparar!, el Gobierno de Calderón u otros donde la política que se siguió fue de exterminio”. Más claro no canta un gallo.

Sólo que, si hubo masacres, exterminio, tiros de gracia, esto es algo que, de ser necesario, debe llegar a La Haya. Veremos.

 

 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web