EXTRA....EXTRA..... ... ... .."el populismo del presidente de México nos conduzca a la dictadura perfecta" .. “Veo mal a México y lamento decirlo porque quiero mucho a México. Me temo muchísimo que el populismo que parece la ideología del actual presidente de México nos conduzca otra vez a la dictadura perfecta”, dijo el escritor Mario Vargas Llosa PRIMERA COLUMA ARRIBA EXTRA....EXTRA..
Dollar
Compra   $ 19.05
Venta   $ 19.20
Director: Manuel Cabrera, Gerente: Laura Carmona. Hoy es Sábado 07 de Diciembre del 2019 Ciudad Juárez, Chih. MX  
 Buscar 
 
 
.."el populismo del presidente de México nos conduzca a la dictadura perfecta"  ..
“Veo mal a México y lamento decirlo porque quiero mucho a México. Me temo muchísimo que el populismo que parece la ideología del actual presidente de México nos conduzca otra vez a la dictadura perfecta”, dijo el escritor Mario Vargas Llosa, durante la conferencia “El muro que tiraron las ideas”.

Lo de la camioneta vale madre Joaquín López-Dóriga Lo de la camioneta vale madre Joaquín López-Dóriga
El punto de la discusión con el presidente Andrés Manuel López Obrador alcanza en ocasiones niveles que se mueven en el absurdo.

Santo Oficio en San Lázaro Carlos Marín Santo Oficio en San Lázaro Carlos Marín
Con uno bastaría para causar estupor, pero son los tres poderes de la Unión los que, haciendo cuarteto con la Fiscalía General de la República (que según la Constitución debe conducirse con autonomía

Trascendió López Obrador se sostiene en su compromiso Trascendió López Obrador se sostiene en su compromiso
QUE el presidente Andrés Manuel López Obrador se sostiene en su compromiso de que en este gobierno quedó prohibido usar helicópteros, así que en sus recorridos a plataformas petroleras hará sufrir un poco a su equipo,

Frentes Políticos 1. Euforia en alta mar. Frentes Políticos 1.   Euforia en alta mar.
Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, informó del descubrimiento de un yacimiento petrolífero. “Podemos confirmarle la existencia de un yacimiento gigante de 500 millones de barriles de petróleo crudo de categoría 3P”

Problemas en el terruño Pepe Grillo  Problemas en el terruño   Pepe Grillo
El presidente López Obrador fue a Tabasco a recargar baterías con sus paisanos. Los que cargaron fueron los policías antimotines del estado que disolvieron una marcha de estudiantes que exigían el pago de sus becas.

El Diario Sí habrá juicio político a Trump: Pelosi El Diario   Sí habrá juicio político a Trump: Pelosi
La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció el jueves que la cámara procederá a redactar los cargos para un juicio político al presidente Donald Trump.

Norte Digital Quisiéramos ir mejor en economía: AMLO Norte Digital Quisiéramos ir mejor en economía: AMLO
El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que desea que la economía tenga un mejor desempeño y reiteró que existen indicadores económicos que le dan confianza en el futuro del país, publicó Excélsior.

Ráfagas A Marco nadie lo detiene Ráfagas  A Marco nadie lo detiene
Este sábado Marco Adán Quezada buscará demostrar su poder de convocatoria al presentar ante amigos y simpatizantes el Colectivo Ciudadano, en el que formaliza su intención de participar en el proceso electoral de 2021

Un rinconcito hoy de Cristo para ti: Él lo tiene todo controlado Un rinconcito hoy de Cristo para ti: Él lo tiene todo controlado
Todos hemos pasado por esos momentos en la vida en donde sentimos que las cosas se nos van de las manos. En donde pensamos quizá que todo está bajo control y de un momento a otro nos damos cuenta que lo hemos perdido totalmente y que estamos a la deriva.







Columna / « AMLO en Palacio Nacional 4.- Presidencia retro-posmoderna Carlos Ramírez»
    Fecha: 07 de Diciembre del 2018 | Reportero(a) Manuel J. Garcia

    Imprimir Enviar a un Amigo

AMLO en Palacio Nacional 4.- Presidencia retro-posmoderna Carlos Ramírez
AMLO en Palacio Nacional 4.- Presidencia retro-posmoderna Carlos Ramírez

 
Como era de esperarse, del liderazgo de Andrés Manuel López Obrador como movilizador de masas quiere reproducirse como presidencialismo de pueblo. Por esos objetivos, su modelo presidencial representa un retroceso al avance en la deconstrucción de la institución que ha dominado y controlado la política y la sociedad desde las comunidades indígenas originarias. Y quizá nada ilustre el regreso al centralismo presidencialista que la ley de remuneraciones de la administración publica y la fijación del salario presidencial como el punto de referencia de la punta de la pirámide política del poder: el Estado en clave imperial. Lo fijó con precisión el propio presidente cuando personalizó poderes en dictámenes legales: “Nadie puede ganar más que yo”. Se trata del yo no-institucional, sino personal, único, el yo de Luis XIV, el yo-pueblo del Estado de Nietzsche. La encarnación del Estado en el yo presidencial: Pueblo, poder, padre-patrón. La lucha por la democracia había corrido, de 1968 al 2018, en una larga batalla de medio siglo precisamente para disminuir el poder del presidente de la república y equilibrarlo con poderes desprendidos de la institución presidencial: La muy modesta y parcial transición mexicana a la democracia formal. Ahora comienza el camino de regreso: la reconfiguración lopezobradorista del presidencialismo priísta que históricamente potenciaron Santa Anna con su necesariato, Benito Juárez con facultades extraordinarias y Cárdenas con el poder corporativo de clases en el Partido Revolucionario Institucional. El presidencialismo mexicano ha sido una necesidad cohesionadora y un obstáculo democratizador. Cada presidente ha inventado su tipo de presidencia: --Obregón como la autoritaria populista. --Elías Calles como la autoritaria instrumental. --Cárdenas como la presidencia paternalista resumida en la condición del Tata o padre sustituto. --Alemán como la presidencia corruptora. --López Mateos como la presidencia carismática. --Díaz Ordaz como la presidencia-Soler, esa imagen de padre autoritario y enérgico de jóvenes que lo veían como abuelo y a quien había que dirigirse de usted, como en las películas de Fernando Soler. --Echeverría como la presidencia agitadora. --López Portillo como la presidencia Don Q: frívola-racional-filosófica. -- De la Madrid como la presidencia timorata. --Salinas como la presidencia-ambición. --Zedillo como la presidencia administrativista o ejecutivista. --Fox como la presidencia de caporal de rancho. --Calderón como la presidencia invisible. --Peña Nieto como la presidencia set. --Y ahora López Obrador con la presidencia Tata. El problema de López Obrador radica en que su perfil de presidencia tiene que regresar etapas de modernización política institucional. Hasta ahora se ha visto una presidencia a ras de tierra con vuelos en líneas aéreas comerciales, acceso del pueblo a tocarlo y conferencias de prensa diarias que distorsionan programas de gobierno. Ya se deshizo de su gabinete descentralizándolo y ahora va por la anulación de los organismos autónomos del Estado que le quitaron tentáculos de dominación presidencial totalizadora y la inmovilización de la Conferencia Nacional de Gobernadores para someterlos a la autoridad virreinal del presidencialismo con seguridad y superdelegados federales. Nada ilustra más la intención presidencialista o presidencializadora que la recepción del Bastón de Mando de comunidades indígenas que no llegan a 10% de la población total, pero cuyas formas tradicionales de gobierno --heredadas y perfeccionadas a lo largo del tiempo político mexicano-- se basan en la autoridad superior de Tlatoani con el mandato de los dioses. Este Bastón se equiparó con la banda presidencial constitucional, sólo que el primero se otorga por un misterioso consejo de ancianos indígena con representación divina y el segundo se legitima a través de los votos democráticos. Al final, la presidencia lopezobradorista se parece más a la presidencia bonapartista de Luis Napoleón caracterizada por Karl Marx en El dieciocho brumario de Luis Bonaparte: No el perfil personal que señalaba Víctor Hugo, sino como “producto de la lucha de clases en Francia” y las condiciones y sus circunstancias que permitieron el ascenso de Luis Napoleón de líder populista del lumpenproletariado desclasado a segundo Emperador. El desafío de López Obrador no radicaba en reconstruir el viejo presidencialismo imperial mexicano, sino en avanzar en la conversión del presidencialismo en una pieza más de la necesaria y ahora alejada transición mexicana a la república. Por donde se le vea, el presidencialismo-Tata es un retroceso político que afectará las relaciones sociales y políticas y de producción que habían adquirido una autonomía relativa de los controles presidencialistas. Política para dummies: La política es la capacidad para identificar verdaderas intenciones, no dulces demagogias.
 

  » Escriba su comentario de esta nota
Su Nombre:
 
Su eMail:
 
Su Pagina Web:
 
Su Comentario:
 
Código
Verificador:

(Repita el código porfavor)
 
 


 
 
 



Todos los Derechos Reservados EnLaGrilla.com Patrimonio de la humanidad 2009

Se autoriza la reproducción total o parcial del contenido de esta página sin necesidad del consentimiento del autor.


Desarrollado por BACKEND Diseños Web